Por Alejo Pombo

La Justicia clausuró hoy por cinco días el estadio de Boca, debido a un exceso en el aforo de público durante el partido frente a Lanús, por la Liga Profesional.

El procedimiento lo solicitó la fiscal Celsa Ramírez y el juzgado interviniente se lo otorgó y la primera medida efectuada por el juez es clausurar «de manera preventiva» el mítico estadio de Brandsen 805.

El pasado sábado, en el regreso de los hinchas «xeneizes» al estadio «Alberto J. Armando», se percibió que había mucha más gente que el permitido, que era del 50 por ciento, y que debería haber tenido un poco más de 25.000 personas.

La investigación se inició de oficio y se tomó en cuenta el «exceso de concurrencia y omisión de recaudos», mientras que la dirigencia «xeneize» aseguró que ni siquiera se llegó al tope permitido.

La idea de la Justicia es que Boca remita toda la información referente a los accesos del estadio durante el partido frente a Lanús, que terminó en victoria del equipo dirigido por Sebastián Battaglia por 4 a 2.

Hace algunos días la Justicia clausuró el estadio de Nueva Chicago, tras un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández.

La decisión de la Justicia con respecto al estadio de Boca es diferente a la que se tomó con River, que fue investigado por la cantidad de personas que concurrieron al Superclásico, pero en ese caso se intimó al club «millonario» a presentar más pruebas en 48 horas.