El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcó hoy que «no hay condicionamientos» para la Argentina en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y dijo que el organismo «no nos vienen a decir cómo tenemos que manejar el país o la economía, porque no lo aceptamos y eso no existe».

De esta forma, se refirió a la misión del Fondo que cerró ayer su visita en Buenos Aires tras diez días de trabajo ininterrumpido con las autoridades.

«Acá no hay condicionamientos ni una misión del Fondo que nos viene a decir a los argentinos cómo tenemos que manejar el país y la economía; eso no existe, eso no lo aceptamos. Somos un país que tiene soberanía, autoestima y que escribe su propio destino», dijo el jefe de ministros en diálogo esta mañana con Radio La Red.

La delegación del FMI anunció ayer que continuará el diálogo por vía remota con las autoridades del Gobierno para alcanzar un acuerdo de Servicio Ampliado o facilidades extendidas.

En un comunicado, el organismo señaló que el equipo del Fondo “acogió positivamente la intención de las autoridades de solicitar un programa bajo el Servicio Ampliado del FMI (SAF o EFF por sus siglas en inglés), así como su intención de respaldarlo con un amplio consenso político y social”.

El día previo a la llegada de la misión, el pasado 10 de noviembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, había adelantado que la Argentina iba a solicitar al Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa de facilidades extendidas para devolver al organismo la deuda de US$ 44.000 millones que el país contrajo durante el gobierno de Mauricio Macri.

En este sentido, Cafiero dijo hoy que «al FMI lo trajo Macri pero nosotros vamos a resolver el problema en el que él nos dejó».

«Si en otras oportunidades hubo condicionamientos, ahora no. Eso es algo que los argentinos, hace mucho tiempo gracias a Néstor Kirchner, dimos vuelta», insistió el ministro coordinador.

«Tenemos que volver a recuperar la soberanía y tenemos que negociar con el Fondo con los intereses de los argentinos y argentinas arriba de la mesa», añadió.

Para Cafiero, el macrismo «hizo un crédito extraordinario, el más importante de su historia, a un país que inmediatamente empezó a incumplir las cláusulas propias del contrato y del Fondo».

De esta forma, agregó, «todos esos recursos terminaron yendo para la fuga de capitales, no están en rutas, no están en puentes, no están en viviendas, ni en hospitales».

«Es decir que no le mejoraron en nada la calidad de vida a los argentinos y a las argentinas», señaló Santiago Cafiero tras remarcar que «el crédito que tomó Macri, como entró se fue y acá no quedó nada».