Por Kenia Benedetti

El conocido locutor y animador Jorge «Cacho» Fontana, de 89 años, fue internado de urgencia en el Hospital Fernández por un problema pulmonar, ya que en 2020 fue atacado por la Covid-19 y desde entonces su salud es una gran preocupación para sus familiares, señalan medios audiovisuales.

Fontana fue trasladado en la mañana de ayer desde la Clínica de Rehabilitación y Geriatría Inter Plaza, donde se hospeda, y se desconoce si su complicación pulmonar se debe a un recontagio de coronavirus, enfermedad que ya tuvo en 2020 y por la que fue vacunado Fontana cumplió años el pasado viernes 23 de abril y pocos días antes había sido vacunado contra el coronavirus, pero síntomas de neumonía preocupan a los médicos y allegados.

Su contagio de 2020 se habría producido en el hogar geriátrico en el que vive en los últimos años y, sin bien en un principio era un paciente asintomático, finalmente debió ser hospitalizado. Si bien en principio fue un paciente asintomático, luego contrajo neumonía y fue hospitalizado en el Fernández, mismo hospital donde se encuentra actualmente.

En agosto de 2020 el locutor y conductor recibió el alta médica. Este año, en febrero, volvió a ser hospitalizado, nuevamente por una neumonía. En marzo finalmente se aplicó la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus y tiene turno para mayo para la segunda dosis.

Ayer su hija Antonella Fontana llevó tranquilidad a los amigos y familiares del locutor diciendo que Cacho «Está bien, se está recuperando».

Cacho había vuelto a tener presencia radial, a raíz de visitas a Radio Nacional y Rivadavia, pero la pandemia empezó a mellar su fragil salud y fue conveniente resguardarlo en su residencia ante la imposibilidad de garantizarle que no podría contagiarse. Esperemos que, una vez más, salga adelante.