El ministro de Educación, Esteban Bullrich, aseguró que «no hubo animosidad» en la gestión kirchnerista sobre las muestras para la prueba PISA, sino «incompetencia». La Argentina fue excluida del ranking de las pruebas PISA 2015 por «fallas técnicas graves».

«La Argentina fue excluida del ranking de países. La razón tiene que ver con fallas graves en la metodología de la confección de la muestra», explicó el funcionario durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

«Este es el país que no queremos. Ser noticia porque no hicimos las cosas bien. Trabajamos con un compromiso por la verdad y esto se parece más a ese país que no tenía compromiso con las estadísticas y la verdad, el país del Indec que publicaba la inflación que no era real, ese país venimos a cambiarlo. No creemos que se puede construir un relato, mucho menos sobre educación», advirtió Bullrich.

«No hubo animosidad. La falla fue que había que enviar una población de 13280 escuelas, pero de esa población faltaron 3096 escuelas que no fueron presentadas a la muestra. Incompetencia, fallas, se cayeron.», señaló. «Hemos hecho la investigación que corresponde dentro del Ministerio. No hubo animosidad. Las escuelas no son de una región específica, es generalizado. Está claro que la muestra no es comparable», agregó.