El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció hoy que tres empresas multinacionales cerrarán sus fábricas en la Argentina para instalarse en el país vecino por el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones presidenciales.

En medio de la creciente tensión entre las autoridades brasileñas y el presidente electo Alberto Fernández, Bolsonaro usó su cuenta de Twitter para destacar la confianza de los inversores extranjeros en Brasil.

MWM, fábrica de motores americanos, A Honda, gigante de automóveis e a L’Óreal, anunciaram o fechamento de suas fábricas na Argentina e instalação no Brasil. A nova confiabilidade do investidor vem para gerar mais empregos e maior giro econômico em nosso país.

Mientras las fábricas MWM y Honda anunciaron en los últimos meses que dejarán de producir en el país, por distintos motivos, la empresa de cosméticos L’Oreal no hizo públicas esas intenciones.

Tras la victoria de Fernández en las elecciones presidenciales, Bolsonaro dijo que los argentinos «eligieron mal» y aseguró que no pensaba felicitar al presidente electo de la Argentina, principal socio comercial de Brasil. «Nos preparamos para lo peor», afirmó.

Al presidente de Brasil le molesta que Fernández sea aliado del exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva.

Por su parte, el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, afirmó que «las fuerzas del mal» festejaron la victoria del kirchnerismo. Y advirtió que vislumbraba en la Argentina un modelo de «cierre comercial, modelo económico retrógrado y apoyo a las dictaduras».

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamara a Fernández para felicitarlo por su triunfo, Bolsonaro dijo que no le deseaba el mal a la Argentina.

Sin embargo, pocas horas después, confirmó que no participará de la asunción del presidente electo, el 10 del mes próximo. Y enviará a Buenos Aires a su vicepresidente, Hamilton Mourao.