28 febrero, 2024

Boca Juniors fuera de la Libertadores 2024: Cierre de la gestión Riquelme y perspectivas electorales

Boca Juniors, sin lograr clasificar a la Copa Libertadores 2024 tras su victoria sobre Godoy Cruz, enfrenta un cierre de año sin títulos y fuera de la máxima competencia continental para el próximo año.

Por Gabriel Rodríguez

Boca Juniors, sin lograr clasificar a la Copa Libertadores 2024 tras su victoria sobre Godoy Cruz, enfrenta un cierre de año sin títulos y fuera de la máxima competencia continental para el próximo año.

Este desenlace no solo marca el final de la gestión de Juan Román Riquelme sin el ansiado pase a la Libertadores, sino que también agrega una variable clave de cara a las elecciones presidenciales del club.

La derrota ante Estudiantes de La Plata en las semifinales de la Copa Argentina eliminó la posibilidad de una clasificación directa a la Libertadores 2024 por esa vía. La dependencia de resultados ajenos a través de la tabla anual se convirtió en la única opción, pero la fortuna no estuvo del lado del Xeneize, a pesar de la victoria ante Godoy Cruz en Mendoza.

Boca Juniors se encuentra en quinto lugar con 62 puntos, pero el triunfo de San Lorenzo sobre Central Córdoba lo posiciona en el cuarto lugar con 64 unidades, relegando a Boca al quinto lugar. La gestión de Riquelme buscaba una nueva participación en la Copa Libertadores para ganar terreno en las elecciones, donde se enfrentará a Andrés Ibarra y Mauricio Macri.

Con el panorama actual, la participación en la Libertadores 2024 dependerá de resultados futuros, como la posibilidad de abrir un cupo si River Plate o Rosario Central ganan la Copa de la Liga, beneficiando al quinto clasificado, Godoy Cruz. Sin embargo, las opciones se ven limitadas, ya que los finalistas de la Copa Argentina, Estudiantes de La Plata y Defensa y Justicia, se ubican por debajo de Boca en la tabla anual y han concluido su participación en el torneo local.

Este inesperado desenlace agrega un elemento adicional a la contienda electoral, donde los socios de Boca evaluarán los resultados deportivos y la gestión de Riquelme al votar en las elecciones del club. El cierre de año no solo deja a Boca fuera de la Libertadores sino que también define el rumbo político del club de cara al próximo periodo presidencial.