24 abril, 2024

Avanza proyecto para no privatizar el Conicet: Garantizar la continuidad de la ciencia y tecnología

En un reciente desarrollo legislativo, la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado argentino otorgó dictamen por unanimidad a un proyecto de ley presentado por la presidenta de dicha comisión, Silvina García Larraburu, del oficialismo, con el objetivo de «garantizar la continuidad del funcionamiento de los organismos e instituciones científicas» en Argentina.

Por Gabriel Rodriguez

En un reciente desarrollo legislativo, la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado argentino otorgó dictamen por unanimidad a un proyecto de ley presentado por la presidenta de dicha comisión, Silvina García Larraburu, del oficialismo, con el objetivo de «garantizar la continuidad del funcionamiento de los organismos e instituciones científicas» en Argentina.

Esta iniciativa se produce en respuesta a los comentarios del candidato presidencial de La Libertad Avanza, Javier Milei, quien ha abogado por dejar de invertir en el sistema científico nacional y trasladar la responsabilidad a sectores privados.

El proyecto de ley declara «actividad esencial el desarrollo de la ciencia y la tecnología en todo el territorio nacional». Según el texto, los organismos e instituciones científicas, incluyendo el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y otras entidades como la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, no podrán ser privatizados, tercerizados o tener sus programas cancelados.

El proyecto también establece que no se podrá reducir el porcentaje de financiamiento presupuestario destinado a estos organismos. Además, incluye una lista específica de instituciones beneficiadas por esta ley, como la Fundación Miguel Lillo, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y otros, así como cualquier organismo futuro creado con fines científicos y tecnológicos similares.

Este proyecto tiene como objetivo proteger la inversión y el trabajo científico en Argentina, garantizando la continuidad y estabilidad de las instituciones de investigación y ciencia en el país. La iniciativa cuenta con apoyo bipartidista y representa un esfuerzo para fortalecer el sistema científico y tecnológico nacional en medio de las discusiones sobre la privatización y la inversión en investigación y desarrollo.