18 abril, 2024

Aumento en las tarifas de gas: impacto en las facturas a partir de mayo

Este miércoles, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) anunciará los ajustes en los cuadros tarifarios que afectarán a los usuarios residenciales, comerciales e industriales en todo el país.

Por Gabriel Rodriguez

Este miércoles, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) anunciará los ajustes en los cuadros tarifarios que afectarán a los usuarios residenciales, comerciales e industriales en todo el país. Se espera que este incremento tenga un impacto significativo en las facturas, que se empezará a sentir a partir del próximo mes.

Los nuevos cuadros tarifarios, que serán publicados en el Boletín Oficial, tienen previsto un aumento que oscila entre el 150% y más del 300%. Esto implica un importante ajuste en los costos para los usuarios, cuyas facturas podrían experimentar un aumento considerable en comparación con períodos anteriores.

La semana pasada, la Secretaría de Energía reveló los nuevos valores del costo de producción del gas, que constituye solo uno de los tres factores que inciden en las facturas. Según estos datos, se espera que los hogares de distintos niveles de ingresos vean incrementadas sus facturas en montos que van desde los $838 hasta los $9271, dependiendo de su categoría socioeconómica.

Mañana, Enargas dará a conocer los incrementos correspondientes a los componentes de transporte y distribución, que representan aproximadamente el 35% del costo total de las facturas. Estas tarifas, uniformes para todos los usuarios, se aplican a las empresas encargadas del transporte y distribución del gas desde los centros de producción hasta los hogares.

En el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), las tarifas podrían aumentar en promedio $8000 en un mes, sin tener en cuenta la reducción de subsidios establecida por la Secretaría de Energía.

Si bien los pedidos de ajuste realizados por las empresas no son vinculantes, se espera algún tipo de incremento, ya que la mayoría reportó pérdidas el año pasado debido al congelamiento de sus ingresos en un contexto de alta inflación. Se estima que Enargas podría aprobar un aumento del 350%, lo que implicaría un incremento en la tarifa final de al menos el 70%.