28 febrero, 2024

Aumenta la indigencia en Argentina: Más de 5 millones de personas luchan por acceder a comidas diarias

La situación de la indigencia en Argentina está alcanzando niveles alarmantes, con más de 5 millones de personas, incluidos aproximadamente 3 millones de niños, que luchan por satisfacer sus necesidades básicas de alimentación diaria.

Por Gabriel Rodriguez

La situación de la indigencia en Argentina está alcanzando niveles alarmantes, con más de 5 millones de personas, incluidos aproximadamente 3 millones de niños, que luchan por satisfacer sus necesidades básicas de alimentación diaria. Estas cifras surgen de proyectar los últimos datos oficiales proporcionados por el INDEC, que muestran un preocupante aumento en la canasta alimentaria durante el último trimestre.

La devaluación del 54% implementada por el gobierno de Javier Milei apenas tres días después de asumir el cargo exacerbó aún más esta crisis. Esta medida, combinada con una devaluación del 118% y un aumento del costo de vida del 25,5% en diciembre, ha provocado estragos en la economía y el bienestar social.

El INDEC informó que en el tercer trimestre del año pasado, la cantidad de personas en situación de indigencia aumentó de 3,7 a 4,6 millones, lo que representa un aumento de 900 mil personas en un año. Esto elevó la tasa de indigencia del 8% al 9,9%. Aunque los datos del cuarto trimestre aún no se han publicado, se espera que la segunda devaluación y el aumento de precios hayan sumergido a cientos de miles más en la pobreza extrema.

Los especialistas estiman que más de 5 millones de personas están actualmente en situación de indigencia, especialmente después de que el Gobierno informara al FMI que la pobreza ya afecta a la mitad de la población. Además, según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC, el 38,5% de la población vivía por debajo de la línea de pobreza a fines del tercer trimestre, lo que equivale a casi 18 millones de personas.

Se espera que la situación empeore en el cuarto trimestre de 2023 y en el primer trimestre de 2024, con la pobreza proyectada en torno al 55% y la indigencia al 15%. La pobreza infantil, en particular, ha aumentado significativamente, pasando del 51,7% al 54,8%, con un marcado aumento en la indigencia infantil del 11,8% al 15,6%.

El aumento de la indigencia se ha observado en todos los grupos de edad, mientras que la pobreza ha aumentado entre los menores de 14 años y los mayores de 65 años, estos últimos afectados por la pérdida de poder adquisitivo de sus ingresos. La situación económica y social de Argentina sigue siendo motivo de profunda preocupación y requiere medidas urgentes para abordar esta crisis humanitaria en aumento.