14 abril, 2024

Amiga de Fabiola, en la mira del gobierno

La estrategia del Gobierno por la causa del festejo del cumpleaños de Fabiola en Olivos, será denunciar a una de las invitadas al festejo, una emprendedora chubutense, por la filtración de las imágenes del brindis, según Clarín.

Por Alejo Pombo

La difusión de los videos de la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez en la Quinta de Olivos durante la cuarentena extrema del año pasado fue el primer paso del gobierno en una por ahora desconcertante estrategia para retomar la iniciativa política respecto del escándalo. Se afirma que una segunda jugada en ese tablero, resuelta el martes en la cima del poder es más osada aún: denunciar a una de las invitadas al festejo, una emprendedora chubutense, por la filtración de las imágenes del brindis, según Clarín.

Aunque no fue anunciado todavía, el plan fue confirmado al matutino por dos fuentes del círculo de confianza de Alberto Fernández. El malestar comenzó el fin de semana, cuando según la investigación lanzada en el gobierno para descubrir el origen de la filtración, además de las fotos compartidas por el peluquero Fernando Abraham con sus amigos -«porque es un cholulo», se lamentan en Olivos- habían descubierto que habría ofrecido las imágenes a varios medios de comunicación a cambio de dinero.

«Hay capturas de pantalla de su teléfono», ratifica un funcionario que dice haberlas visto. El dato, que el domingo por la noche ya tenía medio gobierno, fue omitido en la estrategia jurídica que el presidente le encargó al abogado Juan Pablo Fioribello, quien el martes por la mañana se presentó en la fiscalía federal de Ramiro González como representante legal de Fabiola,, Sofía Pacchi, Santiago Basavilbaso, Emmanuel López, entre otros.

La constitución de ese colectivo -del que solo quedaban afuera el estilista Abraham y la vestuarista Carolina Marafioti, además del propio presidente de la Nación- reflejaba un frente común entre los invitados al festejo irregular en Olivos, tanto frente a la justicia como ante la opinión pública.

Ese castillo de naipes se derrumbó 24 horas después. El miércoles, Fioribello informó a la fiscalía y al juzgado de Sebastián Casanello que ya no representaba a la sospechosa.