21 mayo, 2024

Alta ocupación hotelera por las festividades religiosas de Villa de la Quebrada y Renca

El ministerio de Turismo y Las Culturas de la provincia de San Luis informó hoy que la ocupación hotelera alcanzó el 64 % con la llegada de los primeros turistas, en el inicio del fin de semana largo que comenzó con la celebración del Día del Trabajador y se extenderá hasta el 3 de mayo por las festividades religiosas de Villa de la Quebrada y Renca.

El ministerio de Turismo y Las Culturas de la provincia de San Luis informó hoy que la ocupación hotelera alcanzó el 64 % con la llegada de los primeros turistas, en el inicio del fin de semana largo que comenzó con la celebración del Día del Trabajador y se extenderá hasta el 3 de mayo por las festividades religiosas de Villa de la Quebrada y Renca.

Estas festividades atraen a promesantes de la grey católica de la región y otros de diferentes puntos del país, quienes participan de estos cultos durante tres jornadas de fe que dieron comienzo hoy y culminarán el próximo martes.

Villa La Quebrada es un pequeño pueblo ubicado a 38 kilómetros de la capital provincial sobre el faldeo de las serranías, que vive durante estos días el acontecimiento religioso más importante del centro-oeste de la Argentina, al que acuden con regularidad alrededor de 150.000 visitantes que arriban al lugar durante la novena y los días de los actos litúrgicos centrales, que culminarán el 3 de mayo con la solemne procesión del Santo.

Por otro lado, peregrinos llegados desde distintos puntos del país se congregaron en el pueblo de Renca, emplazado en el Valle del Conlara y a 152 kilómetros al nordeste de la capital puntana, para rendir sus más fervorosas muestras de fe al Señor de los Espinos.

La tradición del Señor de los Espinos fue traida desde Chile por jesuitas provenientes del Valle de Limache; cada 3 de mayo, miles de peregrinos recorren la iglesia y veneran una réplica de la antigua imagen, que fuera descubierta por un aborigen en el tronco de un árbol de la especie que da nombre al culto.

En relación con estas celebraciones, desde el ministerio de Turismo y las Culturas indicaron que «el último día de abril, en horas de la mañana, la oficina de informes de Illia y Junín, se vio repleta de turistas provenientes de Mendoza, San Juan y Buenos Aires, entre otros puntos del país».

«Muchos de ellos, llegaron a la provincia puntana con el fin de descansar durante dos o tres días. Otros en cambio, vinieron a cumplir promesas y conocer lugares como Villa de la Quebrada y Renca», aclararon desde la cartera y agregaron que, si bien las reservas en San Luis capital «sólo superaban el 50%, lugares como Villa de la Quebrada, Nogolí, San Jerónimo y El Volcán entre otros, se encuentran al límite de su capacidad».

Según datos proporcionados por la Policía Caminera, el Cuerpo de Tránsito y la subcomisaría 21º Villa de la Quebrada, entre el jueves último y las primeras horas de hoy ingresaron a Villa de la Quebrada 8.441 vehículos y 59.225 personas, 8.635 de ellas en peregrinación.