22 mayo, 2024

Alberto Fernández: «Es muy difícil hacer una oferta mejor»

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que será «muy difícil hacer una oferta mejor» a los bonistas, porque eso pondría «en riesgo el mañana». «Es muy difícil hacer una oferta mejor porque ya empieza a poner en riesgo el mañana», subrayó el jefe de Estado.

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que será «muy difícil hacer una oferta mejor» a los bonistas, porque eso pondría «en riesgo el mañana».

«Es muy difícil hacer una oferta mejor porque ya empieza a poner en riesgo el mañana», subrayó el jefe de Estado.

En declaraciones a la TV Pública, Fernández se refirió a la propuesta de los bonistas: «Su oferta no es igual a la nuestra, nos demanda más esfuerzo, pero como nosotros queremos actuar de buena fe, seguiremos discutiendo».

Pero aclaró: «Nosotros hemos hecho la oferta posible, y es imposible que nos podamos mover de este último esfuerzo».

El mandatario nacional afirmó que busca «resolver las cosas de tal forma que no haya más problemas con los acreedores y no seguir discutiendo cómo hacemos para pagar».

«Es imposible que nos podamos mover de esta oferta que hicimos porque es un esfuerzo muy grande, eso también lo tienen que saber todos, es un esfuerzo que nos pone al limite, no queremos que hagamos una oferta que ponga en riesgo a los sectores más vulnerables, Argentina necesita sacar de la pobreza a un numero muy importante de argentinos y no lo puede seguir exigiendo a esos argentinos más esfuerzos, la deuda debe ser sostenible, la podemos pagar en el tiempo y no a costa de sectores vulnerables», agregó el mandatario, al responder preguntas de jóvenes de distintos puntos del país.

En tanto, el ministro de Economía Martín Guzmán expresó que «vemos en ese grupo de acreedores una falta de entendimiento sobre las restricciones que enfrenta la Argentina. No vamos a confrontar con nuestros acreedores. No vinimos a pelearnos con nadie sino a resolver un problema enorme en el que se dejó a Argentina. Queremos resolver el problema. Fue con esa vocación que hicimos una oferta definitiva que incluyó nuestro máximo esfuerzo».

«Acá hay un país. Acá hay familias. Hay personas. Aceptar lo que piden algunos acreedores significaría someter a la sociedad argentina a más angustia, implicaría por ejemplo ajustar jubilaciones, y no lo vamos a hacer. Seguimos esperando que prime la buena fe por parte de los acreedores», añadió.