Espectaculos

Kevin Spacey revela ser gay tras ser denunciado por acoso a un menor

El actor de House of Cards emitió un comunicado a través de Twitter, donde hace referencia a las acusaciones de acoso de hace 30 años y en el que expone su orientación sexual.

Spacey fue acusado por el también actor Anthony Rapp por un supuesto acoso ocurrido en 1986, cuando tenía 14 años.

En ese entonces el actor de Belleza Americana tenía 26 años, y según la acusación, buscó un encuentro íntimo en su apartamento de Manhattan (Nueva York) cuando estaba bajo los efectos del alcohol.

“Tengo mucho respeto y admiración por el trabajo de Rapp como actor”, dijo Spacey. “Estoy más que horrorizado al escuchar su historia. Honestamente no recuerdo el encuentro, que ocurrió hace 30 años. Pero si me comporté como él dice, le debo mis más sinceras disculpas por lo que debe haber sido un comportamiento profundamente inapropiado de borracho, y lamento los sentimientos que dice haber cargado durante todos estos años”, añadió.

“Sé que hay muchas historias sobre mí y que algunas fueron alimentadas por el hecho de que siempre fui reservado sobre mi vida privada”, escribió el actor, ganador de dos premios Oscar, en un comunicado difundido a través de Twitter.

“Como saben las personas que me rodean, en mi vida tuve relaciones con hombres y con mujeres. Amé y tuve encuentros románticos con hombres durante toda mi vida y elegí vivir ahora como un hombre homosexual. Quiero lidiar con esto honestamente y eso comienza con el hecho de examinar mi propio comportamiento”, dijo Spacey.

El abuso

Rapp, conocido por su trabajo en Star Trek: Discovery, dijo en una entrevista para Buzzfeed News que asistió a la fiesta después de hacerse amigo de Spacey, quien en ese momento tenía 26 años. Rapp, el único no adulto en la fiesta, se quedó mirando la televisión en una habitación hasta pasada la medianoche. En ese momento, Rapp dijo que Spacey entró allí y se subió encima de él en un avance sexual.

Spacey estaba “de pie en la puerta, como balanceándose”, dijo Rapp. “Cuando entró en la habitación, mi impresión fue que estaba borracho, y sin decir nada me levantó como un novio que levanta a la novia por el umbral. Al principio no me moví porque no sabía qué estaba pasando, entonces se puso sobre mí”. Permaneció así durante un tiempo, hasta que Rapp pudo “retorcerse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *