Espectaculos

Hernán Piquín logró escapar ileso de un robo, pese a que le dispararon

El bailarín Hernán Piquín fue asaltado esta madrugada por al menos cinco delincuentes que lo sorprendieron en la portería del barrio privado donde vive, en el partido bonaerense de Pilar, pero logró escapar en su automóvil y resultó ileso, pese a que fue atacado a tiros y el vehículo cayó en una zanja, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió esta madrugada, cerca de las 2:30, en el barrio cerrado “El Hábitat”, de las calles Jose Verdi y Carlos Calvo, del barrio La Lonja de Pilar, y el propio Piquín reveló ante la prensa que pensó que lo mataban y que está vivo “de milagro”.

Según las fuentes policiales y el testimonio del bailarín, todo comenzó cuando regresaba en su automóvil Smart de color gris metalizado de la ciudad de Buenos Aires, tras participar del programa de Showmatch, que conduce Marcelo Tinelli.

“Cuando llego, me abren el portón y veo un personaje que yo no conocía en la guardia con chaleco antibala de la policía y dije ‘qué raro, qué raro’. Cuando entro veo a tres a cuatro personas más y confirmé que algo pasaba”, dijo Piquín.

“Encaré rápido y comencé a tocar bocina y a gritar hay chorros en el barrio, hay chorros, hay chorros y la gente empezó a despertarse y prendían las luces. Me dispararon y por suerte hubo impactos en mi auto y gracias a Dios no pasó nada”, sostuvo el bailaron, quien agregó: “pensé que me mataban. Estoy vivo de milagro”.

Los investigadores policiales determinaron que los delincuentes con sus rostros cubiertos habían llegado al lugar pocos minutos antes y habían sorprendido a un empleado de la portería, a quien amenazaron con armas y lo mantuvieron cautivo.

El lugar no cuenta con personal de seguridad, pero tiene alambrado perimetral, más de 20 cámaras de seguridad y alarma en todo el perímetro.

Fuentes policiales aseguraron que cuando Piquín escapó con su auto y comenzó a tocar bocina, los delincuentes le dispararon más de diez balazos y que al menos uno impactó en el Smart del bailarín.

Piquín logró conducir unos cien metros hasta que perdió el control y el vehículo cayó en una zanja.

Pese a ello,el bailarín logró bajar del auto, correr y saltar varios alambrados para alejarse de allí y pedir ayuda en la casa de un vecino, quien le abrió la puerta y logró refugiarse.

“No me puedo sentar, tengo un hematoma en la cola”, dijo esta mañana el bailarín ante la prensa, donde además explicó que “lo vivido fue una locura, una locura, porque estaban dentro del barrio”.

Ante esa situación, los delincuentes decidieron escapar sin robar nada, dijeron las fuentes policiales, que además agregaron que en el lugar se secuestraron vainas calibre .40 y 11.25.

“Todo fue muy loco porque dispararon descontroladamente. Los delincuentes están en todos lados. Yo dije al momento ‘cagamos, cagamos’. Acá hay cámaras de seguridad y espero que los atrapen y paguen lo que tengan que pagar”, finalizó.

La investigación se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de Pilar, que caratuló el episodio como una tentativa de robo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *