Determinado a hacer «lo que sea» para ganar las elecciones de noviembre en Estados Unidos, Donald Trump cambió hoy a su jefe de campaña por segunda vez en cuatro meses y eligió a alguien que comparte su discurso incendiario y se aleja de la moderación que reclama a gritos el Partido Republicano.

trump

A sólo 82 días de los comicios, los principales medios estadounidenses reaccionaron al anuncio como «un golpe de timón» y «una sacudida»; sin embargo, en el campo demócrata rápidamente desestimaron que la nueva cúpula del equipo de Trump implique un cambio verdadero en la campaña del candidato republicano.

«No hay un nuevo Donald Trump», sentenció la candidata demócrata, Hillary Clinton, en un acto de campaña en Cleveland difundido por la cadena de noticias CNN, en momentos es que la ex funcionaria está arriba seis o siete puntos porcentuales, según las últimas encuestas publicadas por la página web Real Clear Politics.

«Trump puede contratar y despedir a quien quiera, pero sigue siendo el mismo hombre», agregó la ex secretaria de Estado, que ha concentrado sus esfuerzos en una campaña negativa contra su rival y su discurso racista, machista y políticamente incorrecto.

A partir de hoy el nuevo número uno de la campaña presidencial de Trump será Stephen Bannon, un ejecutivo de Breitbart News, una cadena conservadora y políticamente sensacionalista de medios pequeños, creada en 2007, al calor del crecimiento de un movimiento de base ultraderechista y xenófoba en el corazón del campo opositor republicano, cuyo referente más famoso fue la organización Tea Party.

Bannon es un acaudalado ex ejecutivo de Goldman Sachs que tomó las riendas de Breitbart y lideró varias controvertidas ofensivas mediáticas contra el presidente Barack Obama y sus funcionarios, que incluyeron videos maliciosamente editados y fotomontajes.

El nuevo director ejecutivo del equipo de Trump nunca trabajó en un campaña electoral y tampoco tiene una relación muy fluida con la cúpula del Partido Republicano, a la que criticó varias veces en los últimos años desde el portal online de Breitbart y su radio.

«Estoy comprometido a hacer lo que sea para ganar esta elección y, eventualmente, convertirme en presidente porque nuestro país no puede aguantar cuatro años más de las políticas fallidas de Obama-Clinton, que pusieron en peligro la seguridad física y financiera del país», explicó hoy Trump en el comunicado en el que anunció el nuevo cambio en su equipo de campaña, publicado en su página web.