Por Gabriel Rodríguez

El Consejo del Salario volverá a reunirse el 18 de agosto para determinar un nuevo haber mínimo, que actualmente es de $47.850, dispuso hoy el Gobierno.

Ese día también se actualizarán los montos mínimo y máximo de la prestación por desempleo, que se ubican ahora en $12.650 y $21.083, respectivamente.

Según la Resolución 7/2022 del Ministerio de Trabajo, publicada este jueves en el Boletín Oficial, para las 12:00 del jueves 18 de agosto fueron convocados los integrantes del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, que se reunirán de manera virtual.

En ese marco, empresarios y sindicalistas -bajo el arbitraje de la cartera laboral- intentarán ponerse de acuerdo para elevar el sueldo mínimo y las prestaciones por desempleo.

La última reunión del Consejo del Salario se concretó el 16 de marzo de este año y allí se definió un incremento del haber mínimo en cuatro etapas: así, el monto pasó de $33.000 a $47.850.

En aquel momento, el Gobierno destacó que la recuperación del salario «es una prioridad y constituye una condición necesaria para que la economía sostenga la reactivación en marcha».

En ese encuentro se fijó la posibilidad de una revisión a pedido de las partes en agosto, algo que ocurrirá, finalmente, dentro de dos semanas.

A raíz de la escalada inflacionaria y el consiguiente impacto en el poder adquisitivo de los trabajadores, el Gobierno consideró ahora que «resulta pertinente» actualizar el salario mínimo y la prestación por desempleo.

El Consejo del Salario está compuesto por 32 miembros, 16 del sector sindical y otros 16 por el empresario.

Durante la conferencia de prensa que brindó el miércoles, el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, convocó a empresarios y trabajadores para mejorar los ingresos de los asalariados, especialmente para el conjunto de los que ganan entre $ 50.000 y $150 mil.

Con ese fin, trascendió que en los próximos días el funcionario recibirá a integrantes de la Unión Industrial Argentina y de la CGT para definir una mejora en los haberes de quienes trabajan en relación de dependencia.