El ministro de Educación, Esteban Bullrich, sostuvo hoy que la adhesión al paro docente es «muy dispar», ya que «se vio claramente que hay mucha división» y «no todos están de acuerdo» con la huelga, por lo que «hubo provincias que funcionaron con normalidad» en el inicio de clases.

Bullrich ratificó que no se aplicará la paritaria nacional docente porque «el año pasado el salario mínimo, que era de 5.600 pesos, estaba debajo del mínimo, vital y móvil, y lo hicimos en forma automática pasándolo a 9.672 pesos».

«Fue más de un 70 por ciento de aumento del salario mínimo. La Nación no paga los salarios» de los docentes, ya que eso depende de cada provincia, señaló el funcionario.

Durante un reportaje en radio 10, Bullrich remarcó que ayer «muchas escuelas abrieron en el país», aunque luego añadió: «Lamentablemente no todas, no había razón para este paro».

«Fue muy dispar, se vio claramente que hay mucha división, de que no están todos de acuerdo con el paro, hubo provincias en que funcionaron con normalidad», indicó el titular de la cartera educativa.
Bullrich afirmó: «Yo no estoy satisfecho con lo que ganan los docentes… No lo vamos a poder resolver en un año y medio de gestión».

«Estamos con cada una de las provincias para ver cómo podemos mejorar la estructura del salario docente, pero esto va a llevar un tiempo», subrayó Bullrich.

Ayer los cinco gremios docentes con representación federal realizaron la primera jornada del paro de 48 horas y una movilización masiva en la ciudad de Buenos Aires en reclamo de la convocatoria a paritarias, medida de fuerza que el presidente Mauricio Macri atribuyó al «oportunismo».