La Casa Blanca emitió un comunicado, donde expresó que todos los pensamientos y rezos están con los familiares de las víctimas. El presidente Barack Obama fue informado a primera hora de la mañana sobre la masacre.

«Nuestros pensamientos y rezos están con las familias y seres queridos de las víctimas», señaló el gobierno de EE.UU. en el comunicado.

«El presidente pidió ser informado regularmente mientras el FBI y otros cuerpos federales trabajan con la policía de Orlando para reunir más información», agregó.