25 julio, 2024

Nicolás Pino afirma que las políticas económicas son más perjudiciales que la sequía para el sector sojero

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), expresó su preocupación por las dificultades que enfrenta el sector sojero debido a las políticas económicas durante su participación en el Seminario Acsoja 2023, celebrado en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Por Ale Pombo

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), expresó su preocupación por las dificultades que enfrenta el sector sojero debido a las políticas económicas durante su participación en el Seminario Acsoja 2023, celebrado en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Pino señaló que, además de sufrir los efectos de la sequía, los productores de soja enfrentan políticas económicas que son aún más perjudiciales para su sector. En sus palabras: «El productor sojero, además de haber sufrido las consecuencias de la sequía que todos conocemos, está sembrando en un contexto en el que las políticas económicas públicas son más perjudiciales que la sequía misma».

También resaltó que la cadena de producción de soja aspira a procesar 60 millones de toneladas, pero para lograrlo se requiere capital de trabajo. Sin embargo, debido a impuestos, sequía y la falta de acceso a crédito, este capital de trabajo es prácticamente inexistente y representa un obstáculo importante para alcanzar ese objetivo.

Pino respaldó sus afirmaciones con datos de un informe del Instituto de Estudios Económicos de la SRA, que indicaba que en los últimos cuatro años (de septiembre de 2019 a agosto de 2023), los productores de soja experimentaron una reducción real de sus ingresos del 68% debido a derechos de exportación, diferencial cambiario y los efectos de la sequía. Esta reducción se traduce en más de 100 mil millones de dólares, desglosados en US$42 mil millones por derechos de exportación, US$37 mil millones por el diferencial cambiario y US$24 mil millones por la sequía.

Para ilustrar la situación, Pino mencionó que por cada tonelada de soja que ingresa al país se obtienen US$535. Actualmente, el productor recibe solo US$234, lo que equivale al 44% de ese valor, y en seis días hábiles, solo obtendrá US$173, un 32% de lo que llega al país.