22 julio, 2024

Massa intensifica su campaña en Córdoba y Santa Fe en búsqueda de votos del peronismo del interior

En el sprint final de la campaña electoral rumbo al balotaje del 19 de noviembre, el ministro de Economía y aspirante presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, se embarca en una intensa gira por dos provincias desafiantes para el oficialismo: Córdoba y Santa Fe.

Por Gabriel Rodriguez

En el sprint final de la campaña electoral rumbo al balotaje del 19 de noviembre, el ministro de Economía y aspirante presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, se embarca en una intensa gira por dos provincias desafiantes para el oficialismo: Córdoba y Santa Fe. Con un mensaje anti grieta y la promesa de un Gobierno de unidad, Massa busca revertir la tendencia y recortar diferencias con su rival, el libertario Javier Milei.

Massa arribará hoy a Córdoba, donde enfrentará un electorado complejo y disputado por diversas opciones en las elecciones generales. Su agenda incluirá anuncios significativos, como la ampliación del sistema Sube en Río Cuarto y una reunión de trabajo en una cooperativa láctea en James Craik. El día culminará con un acto en Córdoba Capital, donde espera conquistar a los más de un millón setecientos mil votantes que dejó el exaspirante de Hacemos por Nuestro País, a pesar de la ambigüedad del actual gobernador Juan Schiaretti sobre el balotaje.

El martes, Massa dirigirá sus esfuerzos a Santa Fe, otra provincia desafiante para el peronismo. Aunque ha recortado la brecha tanto en agosto como en octubre, Milei lideró el caudal de votos en la provincia con 657,813 votos. Massa, aunque levemente rezagado, busca ganar terreno con una cifra de 601,241 votos acumulados entre las dos opciones de Unión por la Patria en las PASO.

La estrategia de Massa se enfoca en captar votos del peronismo del interior, presentándose como un líder capaz de unir al país y superar la polarización. Con su gira en Córdoba y Santa Fe, el aspirante presidencial pretende consolidar su apoyo y acortar la distancia con Milei en el balotaje, consolidando así su posición como candidato de consenso para las elecciones venideras.