El jefe de Gabinete, Marcos Peña, criticó hoy la «visión infantil» que le imprime el kirchnerismo a la actividad política por no dialogar con nadie y remarcó que en los últimos diez años, cuando ese espacio gobernó el país, hubo un «700 por ciento de inflación».

Sobre la relación en el Congreso entre el oficialismo y el bloque del Frente para la Victoria, Peña expresó que «el núcleo más duro (de ese bloque) tiene una visión infantil de la política. En realidad, expresa lo que se veía en su gobierno».

«Ellos no dialogaban con nadie y hablaban de revalorizar la política. Ahora que hay un Congreso con muchas minorías y que hay que conversar y ponerse de acuerdo, se ve si tienen esa capacidad para hacer política o no», añadió.

En ese marco, sostuvo que no pueden «plantear de entrada que no van a dar ni quórum para un tema que ellos generaron», en alusión a la sesión para tratar la deuda con los holdouts.

Por su lado, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, apuntó contra el reparto «discrecional» de planes sociales que hacía la anterior administración, al tiempo que advirtió que el gobierno de Cambiemos trabaja para que no haya más «intermediarios ni clientelismo» en la entrega de la asistencia.

«Ellos alimentaron a los buitres estos años. Con ese discurso del tero. Gritando de un lado y poniendo los huevos del otro. La cuenta de los buitres se ha agrandado gracias a los errores de su política económica», acotó.

El Jefe de Gabinete, además, apuntó contra el kirchnerismo al recordar que «hubo una actitud infantil y destructiva» en los últimos días de esa administración con miras a la futura gestión del macrismo.

Al respecto, señaló: «Les pueden preguntar a los empresarios qué hicieron (el entonces ministro de Economía, Axel) Kicillof y (su secretario de Comercio, Augusto) Costa cuando perdieron la elección. Llamaron y plantearon que aumenten los precios».