La canciller Susana Malcorra renunció hoy a su cargo por razones familiares, dijo que se mudará a España y felicitó al embajador en Francia, Jorge Faurie, quien la reemplazará.

«Definitivamente, esto que me tocó hacer, ha sido la máxima responsabilidad y el máximo honor que he tenido como persona», señaló Malcorra.

Agregó que estaba «convencida» de que su tarea en la Cancillería la hizo «siempre poniendo el interés de la Argentina y de los argentinos como prioridad».

Malcorra destacó los avances de la Argentina en el G20 y la relación bilateral con todos los países del mundo durante su gestión.

«El Presidente me ha pedido que arme un consejo asesor para pensar estratégicamente qué hacer y cómo posicionarse para adelante, y en proyectos específicos, como la OMC», informó la canciller.
Apuntó, además, que mantendrá su agenda hasta el 12 de junio, día en que la reemplazará Faurie, y agradeció a la prensa y sobre todo a su equipo de la Cancillería.

La renunciante canciller Susana Malcorra argumentó que su alejamiento del Ministerio de Relaciones Exteriores se debe a sus «responsabilidades familiares» en España.

«Mis felicitaciones a Jorge Faurie, un miembro de mi equipo», aseguró Malcorra en una conferencia de prensa en la Casa Rosada junto al Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Malcorra señaló que su designación como canciller «ha sido el máximo honor que he tenido como persona» e indicó que el presidente Mauricio Macri le «pidió que arme un consejo asesor» y le solicitó que siga «participando» en las negociaciones con la OMC.