La Habana se encuentra conmocionada por la visita histórica del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien recorrió sus calles y se entrevistó con el primer mandatario de la isla, Raúl Castro.