25 abril, 2024

El Solar Histórico de Sarmiento se Convierte en Epicentro de las Celebraciones por el Día del Maestro

San Francisco del Monte de Oro, San Luis: El radiante sol iluminó el Día del Maestro en esta localidad este lunes, en una festiva conmemoración que tuvo lugar en el Solar Histórico, un sitio con profundo significado educativo al resguardar la primera escuela fundada por Domingo Faustino Sarmiento.

Por Gabriel Rodriguez

San Francisco del Monte de Oro, San Luis: El radiante sol iluminó el Día del Maestro en esta localidad este lunes, en una festiva conmemoración que tuvo lugar en el Solar Histórico, un sitio con profundo significado educativo al resguardar la primera escuela fundada por Domingo Faustino Sarmiento.

En este emblemático lugar, se llevó a cabo un emotivo acto en el cual se rindió homenaje a tres docentes jubilados por su inquebrantable dedicación a la educación en la provincia de San Luis.

La ceremonia se inauguró con la entrada de la Banda Policial, seguida por la entonación del Himno Nacional y, en honor al padre de la educación, el himno a Sarmiento. Asimismo, se presentó una ofrenda en memoria de Sarmiento, ya que se cumplían 134 años de su fallecimiento. Esta ofrenda fue encabezada por el intendente Jeremías Vivas, la ministra de Educación Eugenia Cantaloube y el director de la Banda Policial, sargento primero Gustavo Reinoso.

«Quienes nos encontramos aquí hoy y muchos más sabemos que la única construcción del futuro real, formal y lleno de esperanza es la educación», afirmó Cantaloube, añadiendo: «Estoy orgullosa de poder participar y desearles un feliz día. Si bien hay días tristes y complejos, ver la alegría en los ojos de los niños y saber que juntos podemos aprender y enseñar nos llena de esperanza».

El reconocimiento a los maestros jubilados fue un gesto conjunto del Concejo Deliberante de San Francisco del Monte de Oro y el Gobierno de San Luis. Santa Lucía Leyes, Carlos Sosa y Aníbal Romualdo Quiroga recibieron placas conmemorativas en reconocimiento a sus años de servicio a la educación de los niños y niñas de San Luis.

«Estoy profundamente agradecido por este presente. No sabía que podía llegar a merecer algo así. He trabajado en tres escuelas, siendo la última en Pozo del Tala donde culminé mi carrera docente. Estoy enormemente agradecido, especialmente a las personas con las que tuve el honor de trabajar, a toda esa gente tan maravillosa que recuerdo con mucho cariño», expresó emocionado Carlos Sosa.