El kirchnerismo sufrió hoy una nueva derrota parlamentaria al no conseguir quórum en la Cámara Baja para votar la ley antidespidos. La estrategia fallida dejó acusaciones cruzadas dentro del Frente para la Victoria y hacia sus aliados.

maximo-kirchner-hector-recalde
Máximo Kirchner y Héctor Recalde, las caras de la derrota parlamentaria del Frente para la Victoria por la ley antidespidos

Algunos que no ayudaron con el quórum fueron el sindicalista metalúrgico Abel Furlán (FpV), quien se fue antes de cerrada la sesión, en tanto que el misionero Maurice Closs (FpV) optó por entrar sobre la hora, cuando ya se anunciaba la caída de la jornada.

Según publicó Infobae: «El aporte de los distintos bloques para la suma de 108 voluntades se dividió de la siguiente manera: 76 diputados del FpV, 16 del Bloque Justicialista, 8 monobloques, 4 del Frente de Izquierda, 2 de Libres del Sur, uno del Frente Renovador, otro del Frente Cívico por Santiago. Monzó estuvo presente en su rol de presidente de la Cámara, pero no se cuenta para el quórum».

Pero la crisis de la estrategia se centra en las ausencias. Tres legisladores del FpV faltaron: Daniel Di Stefano (Misiones), Dulce Granados (Buenos Aires) y Liliana Mazure (CABA).

La mejor postura quedó en Sergio Massa, quien logró disuadir a su bloque para que no diera quórum. «Ni Facundo Moyano ni los dos afiliados a Camioneros de su bloque bajaron a la sesión. El único que lo hizo fue Héctor Daer, quien evaluaba que un faltazo podía terminar con sus chances de conducir la futura CGT centralizada», asegura el periodista Juan Graña.

Las ausencias que ya estaban marcadas eran la de Margarita Stolbizer, quien viajó a España a visitar a su hijo y la salteña Evita Isa, a quien no le permitieron subir al avión por el avanzado estado de su embarazo.

Otras ausencias resultaban difíciles de explicar. Cinco de los seis legisladores del Frente Cívico por Santiago, la tucumana Graciela Cousinet (Libres del Sur) y los cuatro diputados del Partido Socialista que se quedaron en la puerta del recinto y nunca entraron.

Tampoco bajaron otros bloques que el FpV soñaba con sumar a último minuto, como los tres puntanos de Compromiso Federal que responden a los hermanos Rodríguez Saá o los tres chubutenses que conduce el gobernador Mario Das Neves.