Por Gabriel Rodriguez

La Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad realizará un acompañamiento para la inserción laboral.

La seccional de San Luis del Correo Argentino empleará a personas del colectivo travesti-trans. Inicialmente será solo una persona, pero buscan ampliar el cupo a medida que las y los trabajadores se acomoden en el espacio laboral. El objetivo es capacitar a la persona seleccionada para que pueda trabajar en atención al cliente. De esta forma, la empresa buscará cumplir con la Ley de Cupo Laboral Travesti-Trans. A su vez, quien quede en el puesto de trabajo recibirá acompañamiento por parte de la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad del gobierno provincial.

El colectivo travesti-trans ha sido marginalizado e invisibilizado a lo largo de la historia. Diferentes legislaciones aprobadas en los últimos años permiten que puedan acceder a derechos básicos que les han sido vulnerados. En esta línea, en junio del año pasado el Senado de la Nación aprobó la Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti-Trans “Diana Sacayán – Lohana Berkins”.

«Básicamente, el Correo piensa que como se trata de gente marginada, no vamos a hacer que ingrese a la empresa para que continúe siendo marginalizada, entonces la idea es que esté en el sector de atención al público. Seguramente deberá viajar a Mendoza para capacitarse y posteriormente se capacitará a nivel local», explicó el jefe zonal de San Luis de Correo Argentino, Fernando de Vargas.

La Ley de Cupo Laboral Travesti-Trans fue sancionada en junio del año pasado.

Ayer, el titular de la empresa en la provincia mantuvo una reunión, para ultimar detalles, con la jefa del Programa Promoción para la Igualdad Sustantiva de la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad, Gabriela Funes; la jefa del Área Políticas Integrales para la Diversidad Sexual y de Géneros, Yanina Sosa; el jefe de la sucursal de la capital del Correo, Cayetano Lucero; el jefe operativo San Luis, Carlos Correa, y el secretario adjunto de la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones (Foecyt), Hugo Ravel.

La funcionaria aclaró que para trabajar de manera ordenada emplearán de a una persona, por lo que el cupo travesti-trans podría ampliarse en la empresa. A su vez, aclaró que serán incluidas bajo el convenio colectivo de trabajo.

«Este es un primer acercamiento en el ámbito privado para la incorporación de personas del colectivo travesti-trans, como ya trabaja el Gobierno de la Provincia desde el año pasado, en el Poder Ejecutivo, en diferentes sectores, y ahora redoblamos la apuesta con el acercamiento del Correo Argentino. Nos parece sumamente importante que podamos empezar a trabajar incorporaciones en el sector privado con el acompañamiento del Poder Ejecutivo en un trabajo mancomunado y articulado entre los dos sectores y siempre con el acompañamiento, porque hace falta este respaldo para que la inserción sea efectiva», explicó.

De Vargas indicó que estiman que en unos 15 días la o el nuevo trabajador estará en su puesto de trabajo en el Correo.

La secretaría realizará un acompañamiento para que la inserción laboral sea exitosa. «Estará relacionado al ingreso al trabajo, el entrenamiento en su tarea y sobre los vínculos en el ámbito laboral», indicó Sosa.

Funes contó que el primer acercamiento con la Secretaría lo realizó el secretario general de la Foecyt, Ricardo Cosentino. «Se acercó, dialogó con nosotras y nos comentó la propuesta y la posibilidad de iniciar con estas incorporaciones en el ámbito privado, así que fue el nexo para que se pudiera establecer el diálogo con el Correo», explicó la funcionaria.

La Nación tiene un registro de personas del colectivo que están a la espera de una oportunidad laboral, por lo que es esencial que las y los interesados se anoten.

«Hay un registro disponible según lo que marca la ley. Hay que entrar a la página www.argentina.gob.ar y cargar un formulario que les permite acceder a un trabajo, y la secretaría tendrá registro de la persona interesada», explicó De Vargas.

La propuesta del cupo laboral travesti-trans a nivel nacional fue aplicada por decreto en septiembre de 2020 y el año pasado se convirtió en ley. La legislación indica que al menos el 1% del personal del Estado nacional deberá ser de la comunidad travesti-trans. La inclusión laboral de estas personas deberá ser progresiva en el transcurso de dos años desde el 24 de junio de 2021, cuando se sancionó la ley. Sin embargo, sobre el sector privado la ley aclara que las empresas tendrán incentivos en relación a los impuestos.