23 mayo, 2024

Causa Los Sauces: Los hijos de Báez se despegaron de su padre

Martín y Leandro Báez, hijos del detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez, aunaron hoy sus estrategias al despegarse ante la Justicia del manejo de las empresas de su padre, a quien responsabilizaron de «manejar todo», y dieron detalles de la relación con la familia Kirchner.

Martín y Leandro Báez, hijos del detenido empresario kirchnerista Lázaro Báez, aunaron hoy sus estrategias al despegarse ante la Justicia del manejo de las empresas de su padre, a quien responsabilizaron de «manejar todo», y dieron detalles de la relación con la familia Kirchner.

Al declarar como imputado en la causa «Los Sauces», Leandro fue más allá y advirtió: «Lo que sé es que (Lázaro) la relación la tenía con Néstor, que era su amigo; después con Cristina sé que tuvo trato pero no sé si era el mismo», revelaron fuentes judiciales.

Según afirmó, el acuerdo entre «Los Sauces SA», de la familia Kirchner, con la firma «Valle Mitre SA» por la concesión de la hotelería «La Aldea», lo «manejó Lázaro directamente con Néstor y luego con Máximo (Kirchner) y Cristina», pero no pudo confirmar si la hostería estaba activa y recibía huéspedes porque «nunca» fue.

Leandro Báez también reveló que la relación entre Lázaro con los accionistas de «Los Sauces» cambió a partir de 2003, cuando el programa Periodismo Para Todos, de Canal 13, reveló con entrevistas a los hoy procesados Leonardo Fariña y Federico Elaskar detalles de lo que se dio en llamar «la ruta del dinero K».

«Hubo un quiebre en la relación por el escándalo mediático que hubo y no me acuerdo bien la fecha pero Lázaro llamo al contador (Claudio) Bustos diciéndole que había que dar de baja los alquileres de los tres complejos y de otros inmuebles cuya administración gestionaba la inmobiliaria de (Osvaldo) Sanfelice. Después también de Valle Mitre dejo de ser la administradora de los hoteles que manejaba», dijo.

Y añadió: «Lázaro habló con Cristina y Máximo luego de la muerte de Néstor y el tema fue el de las contratación y la relación comercial», aunque aclaro que su padre asistía solo a las reuniones y como era «muy reservado» no comentaba lo que pasaba.

Por último, el joven de 27 años -que tiene un hijo de 5 y percibe 20 mil pesos por mes- aclaró que nunca cobró dividendos por sus acciones en la empresa «Loscalzo y Del Curto» («yo era empleado de Austral que cobraba a través del Banco Nación en una cuenta sueldo», dijo) y remarcó que «toda la parte financiera la manejaba Lázaro con sus contadores».

Un rato antes, con la asistencia de otro abogado, había declarado ante el juzgado de Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo el primogénito de Báez, Martín, quien está procesado por la causa de la llamada «ruta del dinero K».

Mediante un escrito y sin responder preguntas, Martín Báez sostuvo que quien ejercía el control pleno de las actividades era su padre y que él se limitaba a cumplir funciones cuasi protocolares y de representación pero, sin incidencia en las decisiones.

«El gobierno de las acciones o las decisiones empresariales eran tomadas por nuestro padre», resumió en el escrito.

Bonadio investiga la relación entre las empresas de Báez y la ex presidenta Cristina Fernández, en el marco de una megacausa por presunta corrupción mediante el sistema de «retornos» por la adjudicación de obra pública por contratos millonarios.

«Mi capacidad de decisión o la de mis hermanos en la toma de decisiones empresariales, o en la incorporación en carácter de socios o miembros del órgano de decisión, estaba directamente vinculada a una decisión de organización de nuestro padre en las empresas», se despegó Martín Báez.

Los hijos de Báez integraban los directorios de las empresas «al solo efecto de conformar los requisitos legales para la constitución de las sociedades o para la existencia de órganos de decisión».

De acuerdo con el escrito, los hijos de Báez figuraban allí en virtud de «la confianza» por la relación familiar: «No otra cosa nos unía y nos une a él que el hecho de ser parte de la misma familia».

Para mañana jueves están citados a declarar Luciana Báez, quien está representada por el mismo abogado que Leandro, y el contador Ricardo Leandro Albornoz.