El militante kirchnerista Diego Bracantelli manifestó mucho dolor, bronca e impotencia, tras la detención del ex secretario de Obras Públicas, José López, mientras intentaba esconder millones de dólares en un monasterio.