24 julio, 2024

Villa Mercedes: Intentó robar un supermercado y lo detuvieron

Matías Jorge Sesmilo entró a El Mercado del Obrero, en el barrio La Rioja de Villa Mercedes, y llenó su mochila de mercadería tanto como pudo.

Por Gabriel Rodriguez

Fue reducido por empleados y clientes. Tiene antecedentes por robo, drogas, lesiones y otros delitos.

Matías Jorge Sesmilo entró a El Mercado del Obrero, en el barrio La Rioja de Villa Mercedes, y llenó su mochila de mercadería tanto como pudo. Pero cuando la dueña del comercio descubrió que pretendía irse del negocio sin pagar por nada de lo que había en su bolso, se puso violento. La insultó y la golpeó en el abdomen y otras partes del cuerpo. Antes de que pudiera seguir con la paliza o consiguiera huir, los empleados y los clientes del local lograron reducirlo.

Luego de que consiguieran inmovilizarlo, el personal del Comando Radioeléctrico lo aprehendió y lo puso a disposición del fiscal instructor de turno, Leandro Estrada. En las últimas horas, el hombre de 35 años quedó formalmente detenido y será investigado, en principio, por el delito de «Robo en grado de tentativa».

Nada de lo que vivió estos dos últimos días es una novedad en la vida de Sesmilo. Tiene numerosos antecedentes en la Justicia Provincial y también Federal por delitos cometidos sobre todo en San Luis, donde tiene domicilio. Desde 2003 hasta el presente no ha dejado de acumular causas penales por hurtos, robos, lesiones, resistencia a la autoridad y hasta posesión de estupefacientes. Por algunos de esos hechos fue procesado, enviado al Penal y hasta purgó condena.

El delito por el que volvió a estar tras las rejas ocurrió el martes. Pasadas las 10:30, Sesmilo entró al supermercado ubicado en Teniente Turrado 189. Evelyn López, dueña del comercio, contó que estaba en el sector de la caja cuando vio entrar a dos jóvenes.

Cuando la mujer revisó las cámaras de seguridad, notó que uno de los hombres que acababa de ingresar tomó del sector donde exhiben parlantes portátiles un aparato de ese tipo, marca Wireless Speaker.

Antes de que esa persona pudiera retirarse, López y un empleado lo esperaron en la puerta de salida. Cuando el sospechoso se acercó, le dijeron que si se quería ir de ahí iba a tener que mostrarles lo que tenía en la mochila.

«Bueno, está bien, te lo dejo», le respondió Sesmilo. Después, empezó a insultarle y a gritarle a López que saliera de la puerta. Pero la mujer no se movió de allí y el ahora detenido se tornó más violento, la tomó de los cabellos y comenzó a darle puñetazos en el abdomen y en los brazos. La golpeó hasta que los empleados y algunos clientes se allegaron y consiguieron echarlo al piso e inmovilizarlo. En la mochila del delincuente no solo había un parlante, sino también varios productos de higiene y belleza personal, como perfumes, desodorantes y repelente de mosquitos para la piel.