Por Gabriel Rodriguez

La bajada de bandera diurna en la capital pasará a $104, mientras que la ficha se fue a $10,40. El valor diferencial nocturno se extenderá a fines de semana y feriados.

El Concejo Deliberante aprobó este jueves por 8 votos a favor del interbloque Frente Justicialista de Todos, más el de Carlos Ponce y 6 abstenciones (Unidos por San Luis 3, Suárez Ortíz, Pérez Miranda y AIlén Chaine) el proyecto de ordenanza que actualiza la tarifa de los taxis un 30 por ciento. A partir de ahora la bajada de bandera diurna será de $104 y el valor de la ficha será de $10,40.

Además en la misma sesión se aprobó el proyecto que elevó la presidenta del cuerpo, Paulina Calderón, para reconocer el lenguaje inclusivo en documentos del Concejo. Fue por 10 votos a favor (Frente Justicialista de Todos, Otoniel Pérez Miranda y Carlos Ponce), 3 en contra (Unidos por San Luis) y dos abstenciones (Lautaro Ojeda y Javier Suárez).

Con el nuevo esquema tarifario, la bajada de bandera nocturna de los taxis pasará a valer $124,80 y ese precio se mantendrá durante los fines de semana y los feriados nacionales y provinciales; un elemento nuevo que hasta ahora no existía.

El proyecto también detalla que la ficha de bajada diurna cada 180 metros y minuto de espera será de $10,40 y la nocturna, de $12,50.

El documento también hace dos consideraciones adicionales: para fomentar la oferta en el horario nocturno, la diferencia con la tarifa diurna pasará de 10% a un 20%. Y el mismo criterio se sostiene para la ampliación de la tarifa nocturna los fines de semana y feriados.

En la nota de elevación y en los considerandos de la ordenanza se aclara que la actualización se requiere por el incremento de los insumos para mantener a los vehículos, ocasionado por la inflación constante y la baja rentabilidad que genera la tarifa actual.

La actualización anterior de la tarifa se puso en vigencia el 21 de diciembre del año pasado, mientras que la ordenanza fue aprobada el 16 de diciembre del 2021.