27 febrero, 2024

Sumó a su nómina nuevos profesionales el Colegio de Ingenieros de San Luis

“En nuestra actividad es importante tener un respaldo legal, ya que nuestras tareas involucran vidas humanas y bienes, por lo tanto es una condición sin la cual no es posible ejercer la profesión bajo las normativas vigentes”, manifestó el presidente del Cinytec, Alejandro Kane.

Por Gabriel Rodriguez

Los colegiados retomaron la jura de matrícula, tras dos años sin poder hacerla por las restricciones de la pandemia.

Tras dos años sin poder realizar el acto por las restricciones sanitarias que impuso al pandemia, este jueves, con presencia de familiares, doce colegiados realizaron la jura del Código de Ética del Colegio de Ingenieros y Técnicos de la Provincia de San Luis (Cinytec), quedando así matriculados y habilitados legalmente para ejercer sus profesiones, ya sea de forma independiente o bajo relación de dependencia.

“En nuestra actividad es importante tener un respaldo legal, ya que nuestras tareas involucran vidas humanas y bienes, por lo tanto es una condición sin la cual no es posible ejercer la profesión bajo las normativas vigentes”, manifestó el presidente del Cinytec, Alejandro Kane.

Recordó que la “matrícula no es solo pagar una vez por año, involucra muchas otras situaciones. En el colegio buscamos soluciones a problemas de todos los matriculados, además de que es un espacio para que las familias de quienes integramos la institución también disfruten de los beneficios”.

El ingeniero Roberto Pérez, uno de los vocales titulares del Cinytec, destacó que la institución tiene una fuerte vinculación con otras instituciones de la provincia. “Venimos realizando un trabajo de articulación con diferentes universidades y escuelas técnicas para que los futuros egresados conozcan la importancia de pertenecer a un cuerpo colegiado, además de que nos nutrimos y nos vinculamos para poder ir resolviendo problemas de los propios integrantes del colegio y de toda la sociedad”, señaló.

Alberto Ledesma, ingeniero en Sistemas y docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), fue uno de los profesionales que ayer juró su matrícula. Tras el acto protocolar se dirigió a sus nuevos compañeros colegiados: “Es muy importante involucrarse, participar, dialogar, exponer problemáticas y proponer soluciones”, dijo y continuó: “Es la forma en que la ciencia progresa y progresan también las sociedades”.

Gestión de puertas abiertas

Kane indicó que en toda la provincia hay alrededor de 2 mil técnicos e ingenieros, pero dijo que el número de matriculados supera apenas los 900. “Es una situación que tenemos que resolver, porque no es solo por el costo de una matrícula, es un tema de legalidad. Quienes ejercen su profesión dentro de la ingeniería sin estar matriculados lo están haciendo ilegalmente y es algo que nos hemos propuesto solucionar a la brevedad”, aseguró el presidente del Cinytec.

Diego Rosas, segundo vocal titular de la comisión directiva del Cinytec, detalló el trabajo que se realiza en el interior de la provincia. “Hace poco terminamos de remodelar la sede de Villa Mercedes, para darles mejor atención a los colegiados de la Segunda Región”, dijo.

“Ahora estamos trabajando en la sede San Luis, que es cabecera de la Primera Región, mejorando la infraestructura y sumando servicios. El año que viene haremos lo propio con la sede de la cabecera de la Tercera Región, ubicada en Merlo”, agregó.

Por último, Pérez detalló que durante la gestión que él integra se está trabajando en la articulación con las escuelas técnicas de la provincia. “Queremos que los futuros egresados sepan la importancia de integrar un colegio, de obtener una matrícula, de continuar formándose para de esa manera mejorar los servicios y la calidad del trabajo que se aporta a la sociedad”, mencionó el vocal titular.