Por Alejo Pombo

Al menos 23 personas murieron y otras 70 resultaron heridas hoy al colapsar uno delos tramos en del tren metropolitano en la ciudad de México.

El trágico accidente se produjo a las 22:25 de anoche (hora local y 0:25 de este martes en la Argentina), cuando cedió una viga que sostenía la línea 12 del tren sobre una de las principales avenidas del sudeste de la capital azteca.

El desastre ocurrió sobre la avenida Tláhuac, entre las estaciones de Olivos y Tezonco, informó el sitio del diario español El País.

Según explicó la jefa de Gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum en su cuenta de la red social Twitter, «un trabe (viga) se venció en el momento en el que iba pasando el tren».

Tanto el tren, como una parte del puente se derrumbó sobre la avenida aplastando autos y dejando atrapados a los ocupantes de varios de ellos.

Se trata de la mayor tragedia registrada hasta el momento en el metro mexicano, servicio utilizado por 5,5 millones de personas en forma diaria.

Al lugar acudieron equipos de emergencia para rescatar a víctimas entre los pasajeros del tren y de los autos aplastados.

Sheinbaum comentó que hay 65 personas que fueron derivadas a distintos hospitales por el accidente, mientras que la línea 12 quedó suspendida en su funcionamiento.

«Pedimos la comprensión de todas las personas que viven aquí en Tláhuac, el día de mañana inicia una revisión estructural por parte del Instituto de Seguridad de las Construcciones de toda la línea, particularmente la que va aérea e inicia el peritaje de la Fiscalía General de Justicia para conocer las causas del incidente y se va a llegar a la verdad y a la justicia», expresó.

Se dispuso de 490 vehículos entre RTP, Trolebuses y autobuses concesionados, debido a que la línea completa permanecerá cerrada, con el fin de atender las necesidades de los miles de usuarios.

Un hombre que fue rescatado por las ventanas del vagón que quedó colgando sobre la avenida, sostuvo que todo duró apenas unos minutos y dio gracias de continuar con vida.

«De repente se movió muy fuerte, se oyó un tronido tan feo y cuando sentí, se hizo como resbaladilla, pero al querer ver me agarré de un tubo y quedamos colgando, mucha gente encima de otra como pirámide, una desesperación, gritos, un humadero blanco», explicó al canal de noticias Foro TV.

«Un tronido de láminas, se alcanzaba a ver hacia abajo, se veían las laminas todas dobladas, y como 10 minutos más o menos trajeron una escalera y a romper con martillos vidrios, ventana, me salí como pude. Empecé a gritar y a llorar, la desesperación. Doy gracias a dios que salí y quedé con vida», describió.