16 junio, 2024

San Luis ya vacunó con dos dosis al 78% de su población contra el Covid-19

Como una paradoja del destino, las agujas y jeringas, esos minúsculos elementos que muchos rechazaban en otros años, son ahora instrumentos anhelados, bienvenidos a los brazos aunque lleguen en forma de pinchazo.

Por Gabriel Rodriguez

La cifra fue confirmada por la ministra de Salud, Rosa Dávila. El 85% de la gente tiene, al menos, la primera aplicación.

Como una paradoja del destino, las agujas y jeringas, esos minúsculos elementos que muchos rechazaban en otros años, son ahora instrumentos anhelados, bienvenidos a los brazos aunque lleguen en forma de pinchazo. El coronavirus y sus muchos males generaron ese cambio de costumbre. En pos de protegerse de sus severos efectos, internaciones y hasta la muerte, muchos ven a las vacunas como el único escudo salvador, el solitario socorro al que aferrarse. Ese ha sido —y es— el espíritu que habita en miles de puntanos que buscaron sentir ese dolorcito similar a una picadura y que apelaron al posterior paracetamol. Tan es así que el 78,72% de los sanluiseños, aptos para inocularse, ya recibieron dos dosis de inmunización y así completaron el esquema de aplicaciones.

La cifra fue confirmada ayer por la ministra de Salud, Rosa Dávila, durante una charla exclusiva que mantuvo con El Diario. A su vez, afirmó que al 85,22% de los puntanos ya le aplicaron, al menos, una dosis. Ambos datos, además de manifestar una alta respuesta a las convocatorias que la cartera de Salud hizo para inocular a la gente, subrayaron que hay pocas personas que rechazan esa defensa contra los efectos graves del virus.

Esas personas que ya cuentan con las dos dosis obtuvieron, en forma automática, la Tarjeta Verde, el certificado digital que en San Luis funcionará como pase sanitario para ingresar a eventos masivos. El documento está dentro de la aplicación Vigilancia Epidemiológica 4.0.

Actualmente, según datos del Ministerio de Ciencia y Tecnología, San Luis posee 508.328 habitantes. Entre ellos, 483.555 son mayores de 3 años y, por ende, están en condiciones para ser inmunizados.

«De la población apta, la que se puede vacunar, es decir, mayores de 3 años, un 78,72 por ciento ya completó su esquema primario. Y en torno al total de habitantes, un 85,22 por ciento tiene, al menos, la primera dosis. Usamos la palabra primario porque actualmente estamos colocando dosis de refuerzo a mucha gente», afirmó Dávila en su despacho, una amplia oficina con vista a las sierras, en Terrazas del Portezuelo.

«El porcentaje de personas inoculadas es importante, tenemos una población que, claramente, adhiere a vacunarse. Pero además, la campaña continúa, no se detiene», agregó la médica nativa de Villa Mercedes.

«Hay que recordar que, entre la primera y la segunda dosis, transcurre un período de tiempo. Actualmente, a medida que transcurre ese lapso, estamos colocando esas segundas dosis. Además, al mismo tiempo aplicamos sus dosis de refuerzo a toda persona que cumplió cinco meses desde su segunda inoculación que, tal como lo dice la palabra, refuerza su esquema», explicó la mujer que hace seis días juró al frente de la cartera sanitaria.

En otro segmento de la entrevista, Dávila marcó diferencias entre las dosis adicionales y aquellas de refuerzo. «En todo el país se colocaron adicionales a personas que tenían disminuciones inmunológicas, pacientes inmunodeprimidos o que poseen sus sistemas de defensa alterados. A ellos les aplicamos dosis denominadas adicionales. Las de refuerzo van dirigidas a aquellas personas que ya cumplieron sus esquemas primarios sin tener en cuenta sus estatus previos. Se aplica a los cinco meses de colocada la primera», aclaró Dávila.

Un pase sanitario listo para usar

La médica generalista señaló cómo se manejará San Luis ante la disposición federal de implementar un pase sanitario para acceder a espectáculos o festejos masivos, exigencia que entrará en vigencia el próximo 1° de enero. «Iremos en sentido a lo determinado por Nación. Contar con este alto porcentaje de personas inmunizadas, sumada a la situación epidemiológica actual, es una cuestión que nos beneficia. Contamos con nuestra Tarjeta Verde en la app Vigilancia Epidemiológica, pero hay que mantener el compromiso de cuidarse y respetar las medidas preventivas. San Luis tiene hoy todas las actividades habilitadas, hay reuniones, pero notamos cierto relajamiento. Es algo lógico. Igualmente, ante ciertas alarmas, como la circulación de ómicron, debemos retomar las precauciones. La pandemia no terminó», remarcó la ministra.

Una continuidad

En los últimos minutos de charla, Dávila se refirió a la transición que, dentro del ministerio sanitario, lleva adelante junto a la funcionaria saliente, Silvia Sosa Araujo. «Trabajé durante toda la gestión de la ministra Sosa Araujo, incluso prepandemia, en Merlo, me desempeñé como directora del Hospital ‘Madre Catalina Rodríguez’ y también en el Hospital de Villa Mercedes. Con Silvia trabajamos juntas durante un largo tiempo, pero ahora trataré de ponerle mi impronta. De todos modos la idea es trabajar dándole continuidad a esa labor. Esperamos seguir en ese mismo sentido», afirmó Dávila.