24 julio, 2024

San Luis: Bajan un 4% las ventas minoristas

Desde la renuncia del exministro de Economía, Martín Guzmán, a principios de julio, la Argentina profundizó su crisis financiera, marcada por los cambios en esa cartera nacional.

Por Gabriel Rodríguez

Las cifras son de la Cámara de Comercio, comparativas con el mismo período del año anterior.

Desde la renuncia del exministro de Economía, Martín Guzmán, a principios de julio, la Argentina profundizó su crisis financiera, marcada por los cambios en esa cartera nacional. San Luis no vive una situación ajena a ese contexto y por eso durante agosto las ventas minoristas disminuyeron en la ciudad capital, según indicaron en la Cámara de Comercio y el Centro de Almaceneros local.

Según un comunicado de la CAME a nivel nacional, las ventas minoristas cayeron 2,1% en agosto, en comparación con el mismo mes pero del año pasado.

«En San Luis, nuestro relevamiento arrojó que la caída fue superior a la media nacional y deja signos de preocupación en el sector porque no se logran estabilizar los valores de referencia y es difícil consensuar precios para transmitir, más allá de que el dólar no oficial bajó. La conclusión es que siempre pasa lo mismo, cuando sube el dólar los proveedores suben los precios, pero cuando baja, nunca lo hacen.

Así queda claro que la economía se mueve con el dólar oficial, más el proceso de inflación interna que sufren nuestro país y el mundo», explicó el presidente de la Cámara de Comercio de San Luis, Jorge Moyano.

El titular del organismo indicó que en la capital puntana la baja de ventas minoristas fue un 2% superior a la media nacional, es decir del 4%.

«Obviamente que en San Luis también se siente la baja en las ventas. Cuando hablamos en la calle con algunos comerciantes, ellos lo sintieron mucho más de lo que muestra el informe nacional, pero también depende del rubro», expresó el vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis, Emmanuel López.

Y agregó: «La ventaja es que por lo menos hay un poco más de certidumbre y menos volatilidad en los precios de la mayoría de los rubros. Independientemente de que la inflación siga siendo alta, por lo menos no hay tanta volatilidad desarrollada por la incertidumbre».

Los almaceneros y propietarios de comercios de cercanía también sintieron la disminución de las ventas minoristas.

«Venimos en caída desde que comenzó el año, nunca pudimos remontar y las ventas de a poquito se caen», indicó el presidente del Centro de Almaceneros de San Luis, Ángel «Cacho» Soria.

Y agregó: «A partir de la asunción del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, se estabilizaron los precios, sigue habiendo aumentos en torno a la inflación mensual, pero sí se ordenó de cierta forma el tema de los aumentos con respecto al momento de la renuncia de Guzmán, cuando todos los días cambiaban».

Hubo cierre de almacenes, tratamos de sostenerlos, pero si toman la decisión es difícil volver atrás. Ángel «Cacho» Soria

El presidente de los almaceneros estimó que la disminución de ventas de agosto fue del 2,4%, en la capital puntana, con respecto al mes anterior.

Según el informe nacional de la CAME, las ventas minoristas caen por segundo mes consecutivo, por lo que coincide con la salida de Guzmán del Ministerio de Economía de la Nación. Sin embargo, las ventas acumulan un crecimiento de 1% en los primeros ocho meses del año, con respecto al mismo período, pero de 2021.

«La observación general es que se sintió la falta de dinero en la calle para sostener ventas, especialmente en el rubro indumentaria», indica el informe.

La disminución de ventas a nivel nacional durante julio fue del 3,5%, mientras que en junio hubo un incremento del 2,7%.

El informe indica que «en la comparación interanual, tres rubros crecieron en agosto y tres cayeron. En crecimiento se ubicaron: Farmacia y perfumería (+2,9%), Alimentos y bebidas (+2,8%) y Ferretería, materiales eléctricos y de la construcción (+0,4%)».

El mayor golpe lo recibió el rubro Textil y de indumentaria que sufrió una disminución de ventas del 15,9%, acompañado por la industria del Calzado y marroquinería, que fue del 5,1%. Por último, las ventas de bazar, decoración, textiles de hogar y muebles bajaron un 2,2%.