Por Gabriel Rodriguez

La ministra de Salud puntana, Rosa Dávila, deberá alejarse unos días de las actividades presenciales, aunque continúa atendiendo compromisos de su cargo vía virtual. Este miércoles, el ministerio de Salud emitió un comunicado confirmando que la funcionaria está aislada en su domicilio por ser contacto estrecho de un familiar que dio positivo para COVID-19. El texto aclara que la ministra está en buen estado de salud y sin síntomas de la enfermedad.