El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, se manifestó hoy en desacuerdo con la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano que impulsa el macrismo para acordar con los holdouts, al advertir que el juez de Nueva York Thomas Griesa «no tiene nada que hacer sobre la deuda soberana argentina, salvo que se le ceda la soberanía».

«No comparto la lógica del Gobierno» de «correr a pagar y cederle la soberanía a Griesa una vez más», sostuvo Rodríguez Saá sobre la derogación de las leyes que impulsa el macrismo en el Congreso con el apoyo de sectores del peronismo, en el marco del acuerdo con los holdouts.

Para el mandatario de San Luis, Griesa «no tiene por qué opinar sobre la deuda soberana de Argentina, salvo que uno lo invite».

En ese sentido, recordó que el ex presidente Néstor Kirchner «le hizo esa invitación» al magistrado norteamericano «en su momento» y «después lo ratificó» la ex mandataria Cristina Fernández.

«El que puso la prórroga de jurisdicción fue el gobierno de Kirchner. Cuando Griesa llama al gobierno argentino y le pregunta si aceptan la jurisdiciión del juzgado federal de Nueva York, dicen que sí; que sea el juez de la causa, sí, y que si el fallo sale favorable o desvaforable, lo van a aceptar, sí», relató.

En declaraciones a radio Diez, consideró que Griesa «no tiene nada que hacer sobre la deuda soberana argentina, salvo que se le ceda la soberanía».

Asimismo, el mandatario provincial cuestionó al macrismo al manifestarse en desacuerdo con «endeudarse, ajustar y hablar del dólar», tras lo cual evaluó: «El Gobierno tiene que tener políticas activas del crecimiento de Argentina, custodiar el trabajo y buscar terminar con la pobreza». «De esto, todavía nada, no hay ninguna insinuación», dijo y completó: «El país parece un auto detenido, y no se ve que el Gobierno abra la puerta y ponga la llave para hacerlo arrancar».

Además de remarcar que «no hay plan» contra la inflación, cuestionó que «sí se ven medidas que benefician a los grandes, a los que tienen más».

DyN