19 mayo, 2024

Recrudecen las medidas de fuerza de los docentes universitarios contra el Gobierno nacional

Los docentes de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) anunciaron que si no reciben una oferta salarial “más favorable” por parte del gobierno nacional, iniciarán el próximo lunes una semana de paro, sin dictado de clases, exámenes ni investigación.

Los docentes de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) anunciaron que si no reciben una oferta salarial “más favorable” por parte del gobierno nacional, iniciarán el próximo lunes una semana de paro, sin dictado de clases, exámenes ni investigación.

Con diferentes estrategias, los dos gremios de docentes universitarios de San Luis realizarán, durante la próxima semana, medidas de fuerza que afectarán la actividad tanto en la UNSL como en la Escuela Juan Pascual Pringles.
Mientras la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) ratificó una huelga que abarcará toda la semana, el Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios (SiDIU), realizará un paro total de actividades el miércoles 27 y jueves 28 de abril.

Entre los reclamos que han disparado las medidas de fuerza desde el comienzo del ciclo lectivo 2016, se encuentra una recomposición salarial del 45%, retroactivo a febrero, y la plena aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo.
Desde la Asociación de Docentes Universitarios de San Luis, se aseguró que en las reuniones desarrolladas por las confederaciones sindicales con el gobierno nacional no hubo ofrecimientos salariales que conformaran al sector y que incluyen un aumento del 45 por ciento retroactivo a febrero.

“Hemos tenido tres reuniones en las últimas semanas, con sólo dos ofrecimientos salariales y el último de ellos de apenas un 15% a cobrar en mayo y hasta octubre, muy lejos de lo que reclamamos como sector”, indicaron.

Los docentes aseguraron que “tanto el sindicato como la federación, se opuso firmemente a la firma de actas salariales que congelan los salarios hasta junio por lo que es responsabilidad del gobierno anterior y de las conducciones de las federaciones que firmaron esas actas, la profunda crisis salarial que hoy sufre nuestro sector”.