Diego Lorenzetti, intendente de La Calera, fue procesado con prisión preventiva, por el crimen de su esposa, Romina Aguilar.

La decisión estuvo en manos de la jueza, Virginia Palacios, quien determinó un procesamiento doblemente agravado por el vínculo, por mediar promesas remunerativas y uso de armas de fuego.

El intendente de La Calera, al ser trasladado a un establecimiento penitenciario de la provincia de San Luis, le gritó a los periodistas que se encontraban cubriendo la noticia: «Lograron lo que querían».

Palacios manifestó por su parte: “He hecho una evaluación minuciosa de todas las pruebas colectadas, que puedo referir de modo genérico”.

Y detalló: “He tenido en cuenta la confesión del imputado Edivaldo De Oliveira Pereira, he tenido en cuenta que la ha dado en un marco de absoluta libertad, que ha guardado pleno correlato con el resto de probanzas acumuladas en la causa”.

El jockey brasileño, que montaba los caballos de Lorenzetti, dijo que emplearon una pistola calibre 45 y “se ha corroborado a partir de los informes médicos”.