21 mayo, 2024

Por orden de un juez, intentan desmantelar la fábrica San Lorenzo

Un oficio emitido por el juez Santiago Ortiz a cargo del Juzgado Correccional y Contravencional de Villa Mercedes, está permitiendo el desmantelamiento de la fábrica San Lorenzo, cerrada meses atrás por sus dueños, dejando a 140 familias sin su fuente de ingresos, aseguran los trabajadores despedidos.

Un oficio emitido por el juez Santiago Ortiz a cargo del Juzgado Correccional y Contravencional de Villa Mercedes, está permitiendo el desmantelamiento de la fábrica San Lorenzo, cerrada meses atrás por sus dueños, aseguraron los trabajadores despedidos.

Los trabajadores despedidos resisten en las puertas de la planta de Villa Mercedes, para evitar un eventual desmantelamiento.

M24Digital se comunicó con Carlos Vega del sindicato de Ceramistas, quien explicó que recibieron el oficio del juez, que permite la circulación de camiones por las entradas de la planta.

«Vino una abogada, apoderada de acá de Villa Mercedes, con la policía. Un oficial nos mostró un oficio que habilita el ingreso y egreso de camiones», dijo Vega.

Ante este escenario, el grupo de trabajadores despedidos, se reunió en las puertas de las instalaciones de Villa Mercedes, a la expectativa de lo que pueda pasar, pero ya sostienen con claridad que esto es una maniobra para desmantelar la fábrica, luego de la posible expropiación comentada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, en la última reunión que mantuvo con los gremios en Terrazas del Portezuelo.

Vera informó a este medio: «Decidimos con los compañeros no dejar pasar ningún tipo de maquinaria hasta saber qué final puede tener esto.»

El sindicalista recordó que los dueños de la empresa vinieron a invertir a la provincia con los beneficios que eso implicó, gracias a las ventajas impositivas que le dio el Gobierno. Sin embargo, al cerrar la fábrica y despedir a los trabajadores, no cumplieron con su parte del acuerdo, y ahora desean llevarse toda la maquinaria que puede garantizar a los empleados seguir produciendo, si finalmente se la expropia.

«El gobernador anunció la posible apertura de la fábrica San Lorenzo y los trabajadores estamos viendo si se puede dar la probabilidad de que se abra,» señaló Vera, que no duda que este nuevo movimiento con base judicial, persigue el desmantelamiento.

Luego del anuncio de Rodríguez Saá, el sindicalista reveló que a los pocos días, varias personas llegaron desde San Juan con el fin de desmantelar las máquinas de la empresa. «Si, tal cual, era gente que venía de San Juan con el solo fin de llevarse una línea que nosotros producíamos acá. Automáticamente le avisamos al apoderado que tenemos en Villa Mercedes que la fábrica la íbamos a tomar nosotros, con la esperanza de volver a trabajar.»

Vera cree que el fallo del juez no solamente habilita a sacar las máquinas sino también material ya producido que se encuentra dentro de las instalaciones.

El gremialista fue contundente: «Vamos a seguir con los muchachos haciendo fuerza, aguantando porque lo que queremos es trabajar de nuevo».