28 febrero, 2024

Piden pena de prisión perpetua para mujer acusada de matar a su hija en un incendio

En un reciente desarrollo legal, los fiscales Maximiliano Bazla y Marcelo Saldaño, de la fiscalía de Villa Mercedes, han solicitado la pena de prisión perpetua para Sonia Lara, acusada de matar a su hija provocando un incendio en su hogar del barrio La Ribera.

Por Gabriel Rodríguez

En un reciente desarrollo legal, los fiscales Maximiliano Bazla y Marcelo Saldaño, de la fiscalía de Villa Mercedes, han solicitado la pena de prisión perpetua para Sonia Lara, acusada de matar a su hija provocando un incendio en su hogar del barrio La Ribera. Este lunes, en presencia del juez de Garantías, Santiago Ortiz, los fiscales presentaron evidencia que respalda su pedido y solicitaron la elevación del caso a juicio.

El incidente ocurrió entre la noche del 12 de marzo y la madrugada del 13, donde la hija de Lara, Abril Fernández, de 11 años, perdió la vida. Los estudios psicológicos y psiquiátricos realizados a la imputada indicaron que al momento del incendio, Lara estaba en pleno control de sus facultades mentales y tenía pleno entendimiento de sus acciones.

Según los fiscales, Lara adquirió el combustible el día anterior al incendio, y los peritos de los Bomberos de la Policía determinaron múltiples focos de incendio dentro de la vivienda. La fiscalía sostiene que Lara tenía la intención de asesinar a su hija y tomó medidas para asegurar que el fuego fuera fatal. El bloqueo de la puerta de entrada con una mesa de algarrobo refuerza la hipótesis de que el incendio fue intencional.

La autopsia reveló la presencia de monóxido de carbono en la sangre de Abril, confirmando que murió a causa de la inhalación de gases tóxicos durante el incendio. Según los fiscales, Lara actuó con alevosía al aprovecharse de la indefensión de su hija, quien sufría de una discapacidad y se encontraba durmiendo en el momento del siniestro.

Los abogados defensores, Leticia Latini y Daniel Fernández, solicitaron el sobreseimiento de su cliente, argumentando contradicciones en la acusación y la falta de conexión entre el incendio y la muerte de la niña. También cuestionaron la solicitud de prisión perpetua, argumentando la grave situación psíquica de Lara.

El juez Ortiz determinó que los planteos de nulidad de la defensa eran extemporáneos y resolvió abrir el caso a juicio oral, elevándolo al Colegio de Jueces para fijar la fecha del debate. Además, extendió la prisión domiciliaria de Lara por 60 días más, programando el juicio para un futuro próximo.