12 julio, 2024

Murió un motociclista que había chocado contra un auto

Aldo Morales no resistió y murió el martes por la noche en la terapia intensiva del Hospital Central «Ramón Carrillo».
El lunes, el hombre de 45 años había sufrido un violento accidente en avenida Lafinur y 25 de Mayo, en moto.

Por Gabriel Rodriguez

Aldo Morales falleció tras permanecer más de un día internado en terapia intensiva.

Aldo Morales no resistió y murió el martes por la noche en la terapia intensiva del Hospital Central «Ramón Carrillo».

El lunes, el hombre de 45 años había sufrido un violento accidente en avenida Lafinur y 25 de Mayo, en moto. El fiscal adjunto Andrés Salas solicitó a los agentes de Accidentología Vial cámaras públicas y privadas para «determinar fehacientemente si el motociclista o el conductor del auto cruzó en rojo en esa intersección vial».

Morales conducía su Motomel XMM 250 acompañado por Claudia Ferreira, de la misma edad y con su mismo domicilio. Acorde a un informe de la Policía provincial, la moto iba por Lafinur en sentido sur a norte cuando, por «razones que se investigan colisiona o es colisionada» por un Peugeot 206 que hacía su trayecto por 25 de Mayo, en sentido este a oeste.

Tras el impacto, Morales y Ferreira golpearon brutalmente contra el auto, incluso la cabeza del hombre dejó evidencia del impacto en el parabrisas del otro rodado, conducido por Daniel Morales, de 34 años.

Ante la severidad del caso, agentes sanitarios del Sempro determinaron el inmediato traslado de los motociclistas al Hospital Central, donde ambos continúan su recuperación.

Aunque en primera instancia el conductor del Peugeot aseguró que la moto cruzó en rojo y que no pudo esquivarla, desde la Dirección General de Accidentología Vial son cautos y siguen las órdenes de Salas, quien ordenó el secuestro de ambos vehículos y una extracción de sangre de ambos conductores para análisis.

En la escena del hecho los investigadores le practicaron un alcotest al automovilista, que arrojó resultado negativo.

Trascendió que el mismo personal de Accidentología se encuentra abocado a la búsqueda de registros fílmicos para «ilustrar la mecánica del accidente», como así también de testigos presenciales.