20 julio, 2024

Manes quiere emprender la revolución del conocimiento

Facundo Manes hizo pie en La Matanza, desde donde aseguró que allí comenzará «el cambio de la revolución del conocimiento». Se pronunció contra «los privilegios» y lamentó que éste sea «un país sin rumbo».

Por Alejo Pombo

El precandidato a diputado nacional por Juntos en la provincia de Buenos Aires Facundo Manes estuvo ayer en La Matanza, desde donde lanzó un mensaje de esperanza y cambio en la Plaza Bartolomé Mitre. Allí, además, se mostró en contra de «la gente que quiere que nada cambie» y que «vive de privilegios».

En un marco de banderas rojas y blancas, y pancartas de la Unión Cívica Radical (UCR), en su mayoría, y de Juntos -alianza que reúne al partido centenario, al PRO, a la Coalición Cívica, el Partido del Diálogo y Confianza Pública-, el neurocientífico dio un discurso en el que se pronunció a favor de la «revolución del conocimiento» en La Matanza.

Es que el territorio matancero es estratégico para la política, no solo provincial sino también nacional, a pesar de que el oficialismo se encuentra fuertemente arraigado allí.

No obstante, Manes quiso patear el tablero y se mostró enfático en un acto público llevado a cabo en Ramos Mejía. En aquel lugar, el precandidato a diputado nacional manifestó que «mientras a todos nos va mal, no despedimos a nuestros muertos, los chicos no tienen clases, nos empobrecemos y desempleamos, nos enteramos de que hay muchos que viven de privilegios».

Y la herramienta del cambio es, precisamente, la educación, remarcó el neurocientífico, una insistencia permanente en su campaña.

«¿Saben por dónde va a empezar el cambio de la revolución del conocimiento? Por La Matanza. Desde acá les vamos a decir que lo que queremos es educación. Desde acá va a venir el cambio; nunca tengan miedo porque eso es un mecanismo de coerción social, eso no es lo que queremos en el Siglo XXI», explicó ante la presencia de militantes y vecinos de la zona.

«Tengan en claro que hay mucha gente que quiere que nada cambie, contra esos tenemos que votar el 12 de septiembre. Ellos quieren que no votemos, que estemos apáticos, pero hoy en La Matanza hay energía. Hay una cosa que quienes viven de privilegios no quieren saber y es que en la Argentina de bien nunca nos rendimos. No nos rendimos por chicos como ellos, tenemos una deuda con los jóvenes», agregó.

El cambio desde adentro Tras el acto, Manes dialogó con DIARIO POPULAR y ratificó algunos de los principales conceptos de su campaña, abogando por la llegada a la «modernidad» y la salida del camino «sin rumbo» que transita la Argentina, tales sus palabras.

«Las sociedades se movilizan por dos cosas: miedo o esperanza. Muchas veces eligen la esperanza, porque la sociedad está ahogada, desesperada, tiene inseguridad, miedo al desempleo o está desempleada, empobrecimiento o gente enferma. En un país sin rumbo, en el que la dirigencia se pelea por temas que no son importantes, lo que se debe hacer es una revolución del conocimiento y la única manera de que eso suceda es con lo que se vivió hoy (por ayer)», se explayó el precandidato a diputado nacional.

Por lo tanto, afirmó que se debe apostar por la «primera infancia y la educación para el trabajo». «Hay que hacer una Ley de Emergencia Laboral para la post pandemia», advirtió.

Y continuó: «Como médico, cuando decidí ser candidato, lo que quise fue abrazar el dolor y es lo que estoy haciendo. Lo estoy haciendo en todo el Conurbano, pero hoy lo hago desde el epicentro del peronismo. De los últimos 38 años, gobernaron 30 en Provincia y cada vez hay más inseguridad, hambre, malnutrición, falta de educación y menos salud».

Por este motivo, Manes aseveró: «Me parece que, con las mismas fórmulas y prácticas de siempre, con los mismos de siempre, no vamos a tener mejores resultados (?) Por eso le vengo a decir a la gente que está con bronca, sin creer en nadie, ni en la política, que vayan a votar, porque ellos le tienen miedo al voto».

«Las abuelas y las madres de todos los sectores sociales tienen miedo de que sus hijos y nietos se vayan.
Por eso digo que es entre todos, tenemos que tratar que de abajo hacia arriba construyamos algo para transformar ese pesimismo. Ese es el desafío que tenemos», sentenció.

Finalmente, el neurólogo manifestó su deseo de «impulsar todas las causas que lleven a la Argentina a la modernidad», ya que el país actualmente se encuentra «en vías a la involución», remarcó.

Así las cosas, concluyó: «Es uno de los pocos países en el mundo que sin guerra involuciona en todas las variables. Tenemos el mismo ingreso per cápita que en el 74; 5% de pobres en el 75, y hoy la mitad de la población es pobre. Yo tengo 52 años y 21 los viví en contracción económica».