Por Gabriel Rodriguez

Los directivos del Banco Nación estuvieron en Beazley, Villa de la Quebrada, Estancia Grande, Fortuna, Juan Llerena, Carpintería, San Pablo y Las Chacras.

Directivos del Banco Nación (BNA) y del Gobierno de la provincia realizaron una recorrida por las ocho primeras localidades donde la entidad financiera instalará a mediados de octubre los primeros ocho cajeros automáticos, de los treinta que tiene proyectados.

Las comunas que Hacienda Pública y el Programa Asuntos Municipales recorrieron junto a los representantes técnicos de la entidad nacional fueron Beazley, Villa de la Quebrada, Estancia Grande, Fortuna, Juan Llerena, Carpintería, San Pablo y Las Chacras.

Osvaldo Formoso y Marcelo Carbone, del área de Negocios Digitales y Canales Presenciales y Pablo Gallardo, jefe regional de Seguridad Bancaria; recorrieron esas comunas donde dejaron asentado el lugar específico donde se instalarán las máquinas.

“Estamos trabajando con el Ministerio de Hacienda Pública y el Banco Nación para lograr una verdadera inclusión financiera”, expresó la jefa del Programa Asuntos Municipales, Juliana Lucero, al sintetizar la tarea que en una primera etapa involucra a las ocho comunas en las que a mediados de octubre está previsto que se habiliten los puestos de extracción y operaciones con dinero.

Los directivos del Banco Nación estuvieron también en Villa de la Quebrada.

Con este plan en marcha, se procura que los servicios bancarios estén más cerca de los vecinos y vecinas de todo el territorio provincial y de quienes nos visitan, como el caso de Villa de la Quebrada que actualmente no cuenta con este servicio y para cualquier tipo de operación hay que trasladarse a La Punta, Nogolí o, para mayor seguridad, hacer más de 35 kilómetros hasta la ciudad de San Luis.

Como fecha tentativa para la apertura de los primeros ocho cajeros se ha establecido mediados de octubre, pero desde Asuntos Municipales se aclaró que las habilitaciones están sujetas al resultado del relevamiento efectuado en los edificios propuestos, ya sea por los arreglos que se deban realizar como para garantizar condiciones de seguridad para toda la ciudadanía.

“Es evidente la alegría y expectativa que genera en los pobladores del interior. Con el ministro de Hacienda Pública, Eloy Horcajo, y su equipo estamos trabajando mucho para alcanzar este avance que será importantísimo para cada localidad. La finalidad es que todas estas acciones conduzcan a una inclusión financiera”, destacó Juliana Lucero.

En igual sentido también remarcó que “con más cajeros se soluciona un viejo reclamo que provenía de los cuatro puntos cardinales de la provincia. Es decir que ya no habrá tantas distancias por recorrer. Cuando este cambio de sistema esté funcionando plenamente, el cajero no solo cumplirá un rol económico, sino también social, ya que podrán hacer las compras, pagos u otras operaciones comerciales en su mismo pueblo con los consecuentes beneficios para la localidad que esto conlleva”.