20 febrero, 2024

Liberaron a los cinco policías sospechados de secuestro y apremios en Villa Mercedes

Cinco policías de la Brigada de Investigaciones de la ciudad puntana de Villa Mercedes que habían sido detenidos por secuestro y apremios ilegales contra dos vendedores de droga, fueron liberados por un juez federal que consideró que no había pruebas suficientes.

Cinco policías de la Brigada de Investigaciones de la ciudad puntana de Villa Mercedes que habían sido detenidos por secuestro y apremios ilegales contra dos vendedores de droga, fueron liberados por un juez federal que consideró que no había pruebas suficientes.

policias-san-luis-detenidos-drogas2

Fuentes judiciales dijeron que la decisión fue adoptada por el juez federal de Villa Mercedes, Raúl Fourcade, quien entendió que «no existen pruebas» contra los policías involucrados y que «solamente está la declaración de dos arrepentidos».

Se trata de los policías Pablo Colautti, Guillemo Lemos, Williams Díaz, Silvio Coria y Sergio Giandinotto, quienes estaban detenidos por los delitos de secuestro coactivo y apremios ilegales contra dos vendedores de droga.

Los ahora excarcelados, que formaban parte de la Brigada de Investigaciones de la policía de Villa Mercedes, fueron acusados de apropiarse de un cargamento de droga y de una suma de dinero tras un allanamiento realizado a principios de 2015.

Los policías habían sido detenidos el miércoles 3 de agosto último, en un operativo conjunto de las fuerzas federales de San Luis y San Juan.

«Estos efectivos están sospechados de apoderarse de más de 20 kilogramos de droga y una suma aún no precisada de dinero, además de fraguar una importante cantidad de operativos, y también de apremios ilegales en perjuicio de dos víctimas», dijo el fiscal federal Cristian Rachid, quien ordenó la detención de los policías.

Los hechos tienen su origen una causa de enero del 2015 contra el ciudadano Federico Giménez, a quien se le incautaron estupefacientes, «pero los policías que entonces realizaron el procedimiento, los que ahora están detenidos, no declararon la verdadera cantidad que habían secuestrado y cometieron otras graves irregularidades», aseveró.

Añadió el funcionario judicial que con el aporte de varios testigos, se comprobó que en esos procedimientos los efectivos ahora detenidos habían secuestrado 30 panes de marihuana, «pero en las actas hicieron figurar únicamente 5 y omitieron -además- que habían incautado dinero, pastillas de LSD y un arma calibre 22».