Legisladores de la oposición lanzaron este lunes duras críticas a la Defensora del Público de Comunicación Audiovisual de la Nación, Miriam Lewin, por la iniciativa de creación del «Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales» (NODIO), que la funcionaria defendió durante su presentación en el Congreso.

«En la Defensoría no estamos a favor de censurar, prohibir, sancionar, multar ni encarcelar. Además está fuera de las competencias de la Defensoría», contestó la periodista ante un aluvión de cuestionamientos de parte de los opositores que tomaron la palabra ante la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización, que preside la diputada del Frente de Todos, Gabriela Cerruti.

«Nunca yo, secuestrada y ex desaparecida, hubiera aceptado un cargo que significara limitar la libertad de expresión de ningún colega.

Llevo 35 años de desarrollo de actividad periodística y muchas de mis investigaciones no hubieran podido ser realizadas en un contexto dramático de censura y de persecución», reforzó.

En la misma sintonía dijo que no está a favor de las «políticas punitivas» sino de un «cambio cultural» al cual la Defensoría apunta a contribuir con «insumos académicos».

Al exponer en el Congreso, Lewin hizo un primero un repaso de la recuperación de la Defensoría del Público, organismo que reanudó su funcionamiento pleno el 24 de junio pasado, y luego sí focalizó su discurso en la polémica por el lanzamiento de NODIO.

De acuerdo con la información oficial, el observatorio NODIO está pensado para «registrar, analizar y prevenir el caudal de informaciones y contenidos maliciosos y falsos en los medios de comunicación masivos».

La diputada radical Karina Banfi calificó la iniciativa como una «pésima idea» y dio un paso más allá al «invitar» a Lewin a «disolver» la propuesta. «Es una pésima idea. Lo que no tenemos que hacer es impartir miedo a la sociedad en función de la vigilancia.

Cuando promovemos algún tipo de mecanismo de monitoreo que pueda asemejarse a algún tipo de vigilancia tenemos que ser muy cuidadosos porque es una agenda de mucha sensibilidad», opinó la representante de Juntos por el Cambio.

El diputado Waldo Wolff (Pro) mantuvo cruces con la titular de la Defensoría del Público, Miriam Lewin, y diputadas del oficialismo, al participar de la reunión donde la funcionaria expuso acerca de la creación del Observatorio NODIO, que busca combatir las fake news.

Wolff fue puesto en evidencia por la propia presidenta de la comisión bicameral, Gabriela Cerruti (Frente de Todos), quien criticó que el legislador haya acudido a la Justicia para frenar la puesta en marcha de NODIO, aunque el pedido fue desestimado.

En efecto, la jueza federal Maria Eugenia Capuchetti rechazó días atrás el pedido del fiscal Carlos Stornelli para dictar una medida cautelar contra la implementación del Observatorio, a raíz de una denuncia de Wolff y sus pares Fernando Iglesias y Graciela Ocaña, entre otros.

“Me apena que un miembro de la comisión, antes de plantear una discusión sobre el organismo que funciona en el ámbito de la comisión, haya ido a la Justicia a plantear una causa penal para perseguir a la titular de la Defensoría”, lamentó Cerruti, en alusión a Wolff.