15 junio, 2024

Las tarjetas del boleto gratuito podrán usarse en todo el verano

Durante todo el verano, subirse al colectivo no traerá aparejado ningún gasto para los miles de beneficiarios del boleto gratuito que hay en Villa Mercedes.

Por Gabriel Rodriguez

Las credenciales que caducaban en 2022 estarán vigentes por noventa días más hasta tramitar las nuevas.

Durante todo el verano, subirse al colectivo no traerá aparejado ningún gasto para los miles de beneficiarios del boleto gratuito que hay en Villa Mercedes. El Municipio prorrogó por noventa días el vencimiento de las tarjetas que caducaban en 2022, hasta que puedan tramitarse las nuevas.

La gratuidad del transporte urbano de pasajeros fue una de las grandes apuestas de la gestión de Maximiliano Frontera al frente de la Intendencia. Sin embargo, la política se basa en una normativa que decreta la emergencia en el servicio por las malas condiciones en las que funcionaba.

Ahora, el Concejo Deliberante aprobó una extensión de esa ordenanza, por lo que el beneficio podrá mantenerse y garantizarse durante el 2023.

“La normativa salió, pero hay que emitir una nueva credencial. Por eso, el intendente nos pidió que actuáramos rápido para que todos lo puedan seguir usando sin problemas. Sobre todo porque el mayor volumen de pasajeros son estudiantes y uno de los requisitos es tener el certificado de escolaridad o de alumno regular, pero las escuelas se encuentran cerradas hasta febrero”, explicó el subsecretario de Transporte, Martín Leguizamón.

El año pasado, el boleto llegó a casi veinte mil personas, un 90% de los usuarios totales.
Con la medida del Ejecutivo, los ciudadanos podrán seguir viajando en colectivo con su antigua tarjeta hasta el 31 de marzo. Antes de ese vencimiento final, harán los operativos correspondientes para renovar el plástico, pues debe contener el número de ordenanza que lo habilita y tener cargados los datos actualizados de los dueños.

No solo los alumnos podrán continuar con el boleto gratuito, también el resto de los sectores sociales que fueron alcanzados por la política. Eso incluye al resto de los integrantes del sistema educativo, como docentes y no docentes, a los trabajadores de la salud, de las fuerzas de seguridad, a los bomberos, a los jubilados, a las víctimas de violencia de género y a los contribuyentes que estén al día con las tasas municipales.

En total, durante el año pasado otorgaron las tarjetas a casi veinte mil usuarios, que representan al 90% de la totalidad de personas que utilizan el transporte público para trasladarse por la ciudad.

“El balance de 2022 es muy bueno porque un gran porcentaje de la sociedad ha podido acceder a esta ayuda. Hemos sondeado a los usuarios y el costo que ahorran en el colectivo lo pueden destinar a otros gastos, como las fotocopias y los apuntes en el caso de los alumnos. A los jubilados, por ejemplo, también les resultó un gran beneficio. ya que tuvieron una gran pérdida de su poder adquisitivo”, ejemplificó Leguizamón.