25 abril, 2024

La venta de nafta aumentó un 25% ese fin de semana largo

No pocos referentes coinciden en que el escenario de las expendedoras de combustible es desalentador. De acuerdo a un informe elaborado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, entre mayo y julio las ventas cayeron el 4,2%.

Por Gabriel Rodriguez

Aseguran que refleja el mayor movimiento que hubo por los feriados y el Encuentro Plurinacional.

No pocos referentes coinciden en que el escenario de las expendedoras de combustible es desalentador. De acuerdo a un informe elaborado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, entre mayo y julio las ventas cayeron el 4,2%. El descenso se registró en 18 provincias. De ahí que el alivio que dio el fin de semana extralargo fue importante para las estaciones de servicio de la ciudad de San Luis. Si bien la realidad de cada empresa es diversa, calculan que el expendio fue de un 25% más que lo que se registra comúnmente en las transacciones diarias.

“Este fin de semana hubo un movimiento por encima de lo normal. Se ha visto superior, vino mucha gente que llegaba sin reservas y que tenían que seguir su viaje porque no encontraban hospedaje. Fue un mix. Por un lado, el turismo impactó en los números, pero también el evento (Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias), por la cantidad de colectivos y autos particulares movilizados. Sin lugar a dudas eso ha traído ventas”, manifestó el titular de la Cámara de Expendedores y Afines de San Luis, José Gianello.

En la consulta con otras firmas coincidieron en la cifra, aunque indicaron que la realidad de los locales céntricos fue diversa de los que se ubican a la orilla de las rutas, que son los que tomaron el mayor flujo de servicio. Varios concordaron que las jornadas de mayor movimiento fueron jueves (previa al feriado) y viernes. Ya para el sábado y domingo fue más normal.

“Este aumento de ventas significa un oasis dentro del panorama. Da un respiro, pero la situación que afrontamos no cambia”, apuntó Gianello.

Más allá de las apreciaciones del sector, el balance estuvo a la vista de todos. La cantidad de micros que rondaban las inmediaciones de avenida Lafinur y las calles San Martín y Balcarce, entre otras, adelantaron un reflejo del incremento de consumo de combustible.

Caída en las premium

El sector advierte un cambio en los hábitos de los clientes desde hace tiempo. Los combustibles premium, que tienen un valor más caro, van en caída. Calculan que las ventas de este tipo de productos cayeron prácticamente a la mitad.

Gianello estima que la merma se ubica en el orden del 50%, mientras que en otras firmas como YPF aprecian un 30%. “La gente carga menos, muchos eligen las más económicas y los que llevan las premium lo hacen en menor medida que su consumo habitual. Están en un promedio de 5 litros por carga”, indicó Oscar, empleado de una estación de avenida Lafinur.

“Los que consumen mucho las más caras son los que tienen vehículos más nuevos. Pero se nota una baja, de hecho han lanzado distintas promociones para incentivar el movimiento en los combustibles más caros”, señaló Juan, playero de una reconocida expendedora de la capital.

Para graficarlo en precios, la súper en Shell cuesta $156,3 mientras que la V-Power se ubica en $193,5. En lo que respecta a Axion, la súper se encuentra en $159,8 y la Quantium en $197,7. La súper de YPF está en $150,6 y la Infinia $188.

Lo más barato de YPF en lo que refiere a diésel ronda los $160,9 mientras que el tipo Euro se fijó en $221,3. Axion tiene el Diésel X10 en $180,1 y el Quantium Diésel X10 marca $229,8. Claramente la asfixia inflacionaria obliga a los conductores a economizar y optar por las alternativas más baratas.

“Seguimos en la misma situación de incertidumbre, con los márgenes al piso. No ha cambiado nada. Obviamente los costos se nos han ido por las nubes y cada corte al bolsillo retrae las ventas. Es un panorama que no se ve desde hace muchos años; a futuro no observamos una solución pronta”, lamentó Gianello.