22 junio, 2024

La Fuerza Aérea Argentina conmemoró el 34º aniversario del «bautismo de fuego»

La Fuerza Aérea Argentina conmemoró hoy, en dependencias de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, en la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis, el 34º aniversario del «bautismo de fuego» de la institución, ocurrido el 1º de mayo de 1982 durante el Conflicto del Atlántico Sur.

La Fuerza Aérea Argentina conmemoró hoy, en dependencias de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, en la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis, el 34º aniversario del «bautismo de fuego» de la institución, ocurrido el 1º de mayo de 1982 durante el Conflicto del Atlántico Sur.

El acto fue presidido por el ministro de Defensa, Julio Martínez, a quien acompañó el jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier mayor (VGM) Enrique Víctor Amrein, autoridades nacionales, provinciales, militares e invitados especiales.

Durante la ceremonia, se condecoró la Bandera de Guerra del Grupo 1 de Comunicación Escuela, con asiento en la IIº Brigada Aérea de Paraná, por su participación durante el conflicto del Atlántico Sur, debido a que sus sistemas de comunicación se mantuvieron operativos durante toda la contienda, permitiendo la ejecución de apoyo a las misiones que se desarrollaron durante la guerra.

Bajo el lema «El legado de nuestros héroes continúa» se recordó los héroes de Malvinas como una forma de resaltar su valentía, entrega y patriotismo en una serie de operaciones, que a lo largo de la contienda significaron 445 salidas de combate efectivas, desarrollando ataques a objetivos navales y terrestres, transporte de tropas, víveres y el reaprovisionamiento en vuelo de aviones de combate.

Tras realizarse una lectura de los nombres de los «caídos» en la contienda, se pidió un minuto de silencio y se realizó un pasaje aéreo para recordarlos, seguido de un desfile de las autoridades presentes.

Se destacó el significado «especial» de la celebración que se realiza todos los años por coincidir con la celebración del bicentenario de la independencia Argentina y se resaltó la necesidad de «enlazar los valores y principios que guiaron a los padres de la patria en su búsqueda por una nación libre» con los que forjaron el «espíritu» de los «héroes caídos» en combate durante la guerra de las Malvinas.

El 1º de mayo de 1982 las fuerzas británicas comenzaron a bombardear con aviones Vulcan y Sea Harrier los dos aeródromos militares establecidos en Puerto Argentino y Puerto Darwin, frente a lo que las fuerzas argentinas respondieron con 57 salidas aéreas que incluyeron el lanzamiento de 20 toneladas de bombas liberando su primera batalla e iniciando así su bautismo de fuego.