Un joven de 30 años murió anoche en la capital de la provincia de San Luis tras recibir una descarga eléctrica mientras trabajaba en la colocación de un cartel en un comercio.

El hecho que terminó con la vida de Giancarlo Gavelino se produjo en un local comercial ubicado en la manzana 343 del barrio 157 viviendas, en cercanías de la segunda rotonda en el noreste de la ciudad.

El padre del joven, Horacio Gaveglio, relató a la policía que, mientras trabajaban en la colocación de un cartel, vio que su hijo, en el techo del negocio, había levantado un caño en cuyo el interior se encontraba un cable.
En ese momento el joven comenzó a electrocutarse y aunque el padre intentó cortar la energía eléctrica, de todos modos perdió la conciencia.

Ante la imposibilidad de reanimarlo, pidió una ambulancia y personal del Comando Radioeléctrico, Bomberos Voluntarios y de Emergencia concurrieron al lugar para intentar salvar la vida del joven.

Luego de 45 minutos de asistencia, falleció y fue trasladado a la morgue judicial del Hospital San Luis.

Los efectivos de la comisaría seccional Séptima labran actuaciones por “averiguación causales de muerte”.