25 abril, 2024

Inauguración del nuevo Polo Cultural en el norte puntano

El gobernador Alberto Rodríguez Saá inauguró el pasado lunes la Casa Cultural Quines, un nuevo polo cultural que se rompió en un centro de actividades artísticas para el Departamento Ayacucho.

Por Gabriel Rodriguez

El gobernador Alberto Rodríguez Saá inauguró el pasado lunes la Casa Cultural Quines, un nuevo polo cultural que se rompió en un centro de actividades artísticas para el Departamento Ayacucho.

Acompañado por la secretaria de Cultura, Silvia Rapisarda, el gobernador formalmente dio apertura a este espacio, el cual estará abierto para recibir a numerosos trabajadores culturales con diversas propuestas.

La Casa Cultural Quines representa un hito histórico para la región norte de San Luis, ya que ofrece un espacio gratuito para el desarrollo de actividades artísticas dirigidas a los artistas del departamento Ayacucho. Entre las actividades que se llevarán a cabo en este nuevo centro se encuentran propuestas literarias, visitas guiadas, muestras y exposiciones, clínicas artísticas, ferias de emprendedores y encuentros artísticos.

La casa que alberga este polo cultural perteneció originalmente a José Toribio Gatica, quien comenzó su construcción a finales de la década de 1930 en la calle Juan Pascual Pringles, a unas seis cuadras de la plaza principal de Quines. En 1942, Toribio y su esposa Rosa Ortiz se mudaron a su nuevo hogar, una casona que presentaba una fachada de estilo colonial con influencias francesas.

En 1965, el arquitecto local Godofredo Lima se hizo cargo de la remodelación de la casona, agregando un techo de loza en la galería, mosaicos en el piso y mamparas. Además, finalizó la construcción del baño y sacó piedra extraída de El Zapallar para revestir el patio, un material que el propio Toribio había seleccionado.

Tras el fallecimiento de Rosa en 1982, la casona fue alquilada durante varios años y compartida por los hermanos durante largas noches de verano y vacaciones en su localidad natal.

Finalmente, en 2017, durante la gestión de Alberto Rodríguez Saá al frente del gobierno provincial, se deshizo de recuperar este patrimonio de la localidad norteña y llevó a cabo una amplia remodelación con el objetivo de transformar esta casona tradicional llena de historias en un espacio cultural accesible para todas las familias de Quines.